https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Recurren la prohibición de Educación de matricular a una niña con Síndrome de Down en un colegio concertado en León

Presentación del recurso ante la Dirección provincial de Educación. /
Presentación del recurso ante la Dirección provincial de Educación.

La Asociación Síndrome Contenta presenta un recurso ante la inspección y la Dirección provincial de Educación ante la decisión de inscribir a la menor de tres años en el San Claudio pese a que la intención de la familia era matricularla en el concertado

Leonoticias Diario digital
LEONOTICIAS DIARIO DIGITALLeón

La Asociación Síndrome Contenta ha presentado un recurso ante la inspección educativa y la Dirección Provincial de Educación ante la negativa de un colegio concertado de León capital de readmitir a Samantha, una niña de tres años con síndrome de Down.

Según recuerdan en un comunicado, la madre inició a principio de años el proceso de matriculación con el pertinente dictamen de escolarización y las preferencias de centro escolar, encontrándose a cada paso con la insistencia del inspector de Educación asignado a que matriculase a la niña en un centro público.

A pesar de reuniones con el centro para preparar la llegada de la niña y después de que le asegurarse la matricula, el pasado viernes 22 la madre de Samantha recibe una mensaje desde la plataforma de Educacyl, asignándole el CEIP San Claudio.

Una decisión que confirmó posteriormente el centro privado al enviar un nuevo listado en el que su hija había sido sustituida por otra alumna. Desde la inspección, advierten desde Síndrome Contenta, advierten que ese centro no cumple con las condiciones de asignación de plazas ACNEE, el cual el centro desmiente a la madre.

La única solución que le plantea el inspector, es la de esperar al 3 de septiembre, pero para la madre de Samantha eso no es una opción viable porque, como comenta en su recurso «por nuestra parte hemos seguido los procesos tal y como vienen descritos en las distintos decretos y normas que regulan la admisión y lo que me parece inconcebible es que se vulnere los procesos de selección, no existiendo en la norma centros de referencia para personas con síndrome de Down, ni siquiera para discapacidad intelectual».

Desde la asociación Síndrome Contenta advierten que, aunque pueda entender que la decisión tomada por el inspector puede haber sido de buena fe, va en contra de lo firmado en el dictamen de escolarización e, incluso se vierten dudas sobre el mismo, así como que esta decisión va en contra del espíritu del decreto 11/2013 que en su previa, cita «el derecho a la libre elección de centro del alumnado ACNEE».

En este sentido, continúa la madre, el cometido de la inspección educativa es que, independientemente de si es un colegio público o concertado, se exija el cumplimiento de los apoyos educativos que están asociados a la plaza ofertada de forma íntegra y efectiva. Por ello, confía que la inspección educativa y la Dirección provincial de Educación rectifiquen el error en periodo ordinario.

 

Fotos