https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

La economía de León perderá dinamismo en 2019 y crecerá un 2,3% pese al retroceso del 13% del sector industria

Evolución de la actividad económica de León. /Unicaja
Evolución de la actividad económica de León. / Unicaja

El tirón del sector agrario y servicios permite al empleo anotar un avance del 1,5% en el primer trimestre del año, en el que se ha registrado una acusada caída de las exportaciones e importaciones, según un estudio de Unicaja

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El PIB de León crecerá a lo largo del 2019 en torno al ,3%, ligeramente superior al de Castilla y León (2,2%). Una tasas que, si bien, supondrá una ralentización del crecimiento respecto al del 2,6% que registró durante el primer trimestre.

Un dinamismo que coincide con el avance de la actividad inmobiliaria y el buen tono de la actividad turística, sin obviar el positivo comportamiento de los principales indicadores del mercado de trabajo, aunque algunos indicadores de demanda se han desacelerado, según señala el informe económico de Unicaja Banco.

Por su parte, el empleo en la provincia de León, según EPA, ha registrado un avance interanual del 1,5% en el primer trimestre de 2019 (0,7% en Castilla y León), aunque se modera el ritmo de crecimiento respecto al trimestre precedente.

Entre los grandes sectores, el aumento del empleo se ha debido a los incrementos en los sectores agrario y servicios (16,2% y 4,7%, respectivamente), mientras que en la construcción y en la industria se han observado descensos, estimándose en este último caso la caída relativa más acusada de la comunidad, hasta alcanzar una caída del 13%.

De otra parte, el número de parados ha descendido a un ritmo algo más intenso que en el conjunto de la comunidad (-12,6% y -11,7%, respectivamente), en tanto que el número de activos ha disminuido un 0,5%, reduciéndose la tasa de paro en 1,8 p.p., hasta situarse en el 13,1% en el primer trimestre (12,4% en Castilla y León).

En lo que respecta a la actividad inmobiliaria, entre enero y abril las compraventas de viviendas han crecido a mayor ritmo que en el conjunto autonómico (11,1% y 5,6%, respectivamente), impulsado por el aumento de operaciones de viviendas usadas (15,8%), mientras que las transacciones de viviendas nuevas han descendido un 1,5%. Este avance se ha trasladado a las hipotecas sobre viviendas, que entre enero y abril han aumentado un 7,4% interanual (2,9% en Castilla y León).

Respecto a la demanda interna, las matriculaciones de turismos en la provincia de León hasta mayo han registrado un leve aumento del 0,2% en términos interanuales, frente al descenso experimentado en el conjunto de Castilla y León (-11,0%). En cambio, el número de vehículos de carga matriculados ha descendido un 0,5% en dicho periodo, caída menos pronunciada que la registrada en el conjunto de la región (-4,6%).

Por otro lado, el saldo de la balanza comercial ha disminuido en el primer cuatrimestre un 11,4%, hasta situarse cerca de los 205,5 millones de euros, produciéndose un descenso más acusado de las importaciones (-37,7%) que de las exportaciones (-27,0%), en este último caso debido en gran medida a la caída de las ventas de bienes de equipo (aparatos eléctricos).

Repunte del sector servicios

Los viajeros alojados en establecimientos hoteleros han aumentado un 9,8% en la provincia en el acumulado enero-mayo de 2019 (5,9% en Castilla y León), debido al incremento de la demanda nacional (12,7%), la tasa más elevada de la región, mientras que la extranjera ha descendido un 0,8%.

Por otra parte, la oferta hotelera ha mostrado un tono favorable en lo que a ocupación se refiere, con un aumento del personal ocupado en establecimientos hoteleros del 4,7%, la tasa relativa más alta de la región, mientras que el número de establecimientos hoteleros y de plazas estimadas se han mantenido prácticamente estables.

Desde el punto de vista empresarial, el número de sociedades creadas ha aumentado un 2,2% en el acumulado enero-abril de 2019 respecto al mismo periodo del año anterior, aumentando en el conjunto de la región de forma más acusada (8,0%). Por su parte, las disoluciones también han crecido en la provincia un 13,6% en dicho periodo, por lo que el índice de rotación (sociedades disueltas/creadas) se ha incrementado en torno a 3,2 puntos., situándose en el 31,6% entre enero y abril, unos 7,8 puntos inferior a la ratio de Castilla y León.