https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

La Diputación, pendiente de la reforma del modelo de financiación para solventar las competencias impropias

Juan Martínez Majo, presidente de la Diputación. / S.Santos

Juan Martínez Majo se muestra prudente a la espera de que se lleve a cabo una revisión de la estructura competencial y, en paralelo, de su financiación

A.C. León

Es una reclamación histórica. Un problema que, en el caso de León, se traduce en un gasto que ronda los 20 y 22 millones de euros. Sin embargo, la Diputación de León muestra cautela, a la espera de la reforma del modelo de financiación autonómica que, será clave, en la financiación local.

Así lo señaló este viernes Juan Martínez Majo durante una visita a la residencia Santa Luisa, precisamente una de las competencias impropias que asume la institución provincia. Así y a pesar de que Majo remarcó su satisfacción por el servicio prestado, remarcó la necesidad de que se revisen la estructura competencial que marcó el Estado y, por ende, la financiación.

“En su momento es el estado el que debería financiar a las autonomías para que a la par nos financie a los gobiernos locales. Hay una moratoria encima de la mesa a la espera de que se aclare esa financiación autonómica”, señaló majo, que si bien remarcó que, sea cuál sea el resultado, la Diputación no renunciará a seguir prestando el servicio en los cuatro centros asistenciales.

Un debate que se reabrió el pasado mes de noviembre después de que el gerente de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León apuntase que las residencias de mayores eran competencias provinciales.

La respuesta no se hizo esperar y llegó en forma de un frente común de las diputaciones, liderado por la de Burgos y a la que se adhirió la de León, entendiendo que la financiación “tiene que venir, venga de donde venga”.

Contenido Patrocinado

Fotos