https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

La Diputación paga sus facturas en 37 días y el Ayuntamiento de León en 47 y cumplen la ley

Sede de la Diputación de León. /
Sede de la Diputación de León.

Las administraciones de Castilla y León son de las más cumplidoras con los autónomos al pagar sus facturas en 31 días

Leonoticias Diario
LEONOTICIAS DIARIOLeón

Las administraciones públicas de Castilla y León son de las más cumplidoras con los autónomos, tras hacer un «importante» esfuerzo a lo largo del último año para abonar las facturas de sus proveedores, por lo que el periodo medio de pago ha pasado de los 43 días, de media, del primer semestre de 2017 a los 31 registrados en junio, lo que supone un descenso del 27,9 por ciento, según los datos de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Castilla y León, ATA.

«Castilla y León forma parte del selecto grupo cuya administración regional cumple con los plazos medios de pago y satisface sus deudas con los autónomos en una media de 31 días. Y muy importante también, este periodo medio de pago se ha reducido en un año en 12 días», señaló la organización, quien también destacó la situación del País Vasco, cuyas administraciones pagaron a lo largo del primer semestre del año en una media de 23 días, Andalucía (27 días) y Navarra (28 días).

Cinco fueron las comunidades autónomas donde sus administraciones han aumentado los periodos medios de pago a sus proveedores autónomos: Castilla-La Mancha y Extremadura, que han pasado de pagar en 40 días en el primer semestre de 2017 a 49 en 2018; Murcia, que de cumplir con la Ley ha pasado a no hacerlo al aumentar sus periodos medios de pago en 64 días (de los 32 en junio de 2017 a los 66 en junio de 2018), Navarra, que aunque sigue siendo una de las mejores pagadoras pese a elevar el plazo a 28 días y la Comunidad Valenciana, que pasó de 55 a 63, de media.

Al cierre del primer semestre del año, únicamente tres comunidades tienen administraciones que no cumplen con los plazos que establece la Ley de Morosidad: Cantabria, donde se paga de media en 73 días, Murcia (66 días) y Comunidad Valenciana, con una media de 63 días.

Diputaciones y ayuntamientos

Durante los seis primeros meses de 2018, en Castilla y León, las diputaciones pagan en una media de 36 días, aunque es la de Palencia la que mejor lo hace, en 20 días. Por su parte, la de León paga con una media de 37 días. También lo es en España, únicamente por detrás de la de Pontevedra, que lo hace en 17 días e igualada con la de La Coruña, que también paga en una media de 20 días.

Por el contrario, la Diputación de Salamanca es la única de las nueve diputaciones castellanas y leonesas que incumple con los plazos que establece la ley, y los autónomos que trabajan para ella tienen que esperar 66 días de media, algo más de dos meses, en cobrar los trabajos realizados o servicios prestados.

En general, señaló ATA, la administración local es la peor pagadora, ya que se demora de media en España tres meses (95 días) en pagar a sus proveedores autónomos. Sin embargo, en Castilla y León, todas las capitales de provincia excepto Burgos, cumplen la Ley.

El Ayuntamiento de León paga con 47 días mientras que el de Salamanca se sitúa como el mejor pagador en estos seis meses que llevamos de 2018, al hacer frente a las facturas presentadas por los autónomos en una media de 29 días. Junto al de Salamanca, el de Segovia también paga pronto a sus proveedores, en una media de 31 días. Sólo el de Burgos incumple la Ley y paga a sus autónomos en 64 días de media, únicamente cuatro por encima del máximo que estipula la directiva europea, pero muy por debajo de la media nacional (91 días).

Pero frente a esos 91 días de media, hay municipios que registran unos datos mucho más altos. Es el caso de ayuntamientos como el de Jaén que sigue siendo el consistorio que más tarda en pagar de España, al hacerlo en una media de 589 días.

«Si siempre decimos que Castilla y León es una de las que va a la cola de España en cuanto al crecimiento de empleo autónomo, es de justicia decir que las cifras de morosidad son de las mejores de España. Hay que tener en cuenta que para la realización de este informe consideramos para el cálculo del periodo medio de pago la fecha de emisión de facturas o entrega de mercadería hasta su pago efectivo, metodología diferente a la utilizada por el ministerio de Hacienda. El autónomo espera ese tiempo que tienen la administración para la convalidación de la factura hasta el pago efectivo. Y por eso añadimos ese margen de entre 28 y 32 días que es lo que se tarda de convalidar las facturas por parte de las Administraciones», recalcó la presidenta de ATA en Castilla y León, Soraya Mayo.

«La morosidad no tiene nada que ver con el tamaño de la administración, ni de la población, es cuestión de gestión y de prioridades. Para algunas administraciones los autónomos son prioritarios y para otras, no tanto. Esta senda de buenos pagadores no debemos perderla. Para que los autónomos no sufran más deben recibir el pago a su trabajo en tiempo y forma», añadió Mayo.

«Quien antes tardaba más que eran las administraciones regionales son los que más esfuerzo han hecho. Cumplir la Ley, pagar a tiempo hace un año y conseguir reducir ese tiempo de espera casi tres semanas más es un punto a valorar positivamente. Esperemos que se siga haciendo y aquellos que lo hacen bien no se relajen, especialmente los ayuntamientos. Por el bien de la economía de los autónomos», concluyó.

 

Fotos