La Diócesis de León inicia la Cuaresma con una llamada a la «conversión personal y comunitaria»

Imposición de la ceniza./
Imposición de la ceniza.

El obispo Julián López preside este 6 de marzo, Miércoles de Ceniza, en la Catedral la misa estacional que abre este tiempo litúrgico

LEONOTICIAS

El obispo de León, Julián López, presidirá mañana miércoles día 6 de marzo, Miércoles de Ceniza, la misa estacional en la Catedral a partir de las 18,00 horas con la que se dará inicio en toda la Diócesis a la Cuaresma. Una celebración eucarística en una jornada de ayuno y abstinencia que incluirá el simbólico rito de bendición e imposición de la ceniza con la fórmula litúrgica «Conviértete y cree en el Evangelio».

«Vida cristiana auténtica'

En la Carta Pastoral para esta Cuaresma que mañana se inicia y que acaba de hacer pública, el obispo Julián López asegura que «es un tiempo fecundo, portador de renovación como una primavera espiritual», una llamada «para que despertemos nuestras conciencias» de manera que «todos los fieles sin excepción, comenzando por los sacerdotes y demás ministros ordenados, los miembros de especial consagración y el laicado militante, debemos reavivar nuestro sentido de pertenencia a la comunidad eclesial y, en consecuencia, asumir el gozo y el deber espiritual de corresponder concretamente, cada uno según su estado, a las exigencias de una vida cristiana auténtica».

El obispo de León hace especial hincapié en esa invitación clásica del Tiempo de Cuaresma, articulada en el tríptico del ayuno, la oración y la limosna, para hacer posible una «conversión personal y comunitaria» que pasa por «orar más intensamente y a reconciliarnos con Dios y entre nosotros para participar con mayor verdad y gozo en la vida cristiana» a lo largo de cuarenta días «que culminarán en la fiesta de Pascua, guiados e instruidos por la palabra divina, en los que nos iremos preparando para revivir la gracia divina que nos hizo hijos de Dios en el Bautismo y nos renueva y alimenta en los sacramentos de la Penitencia y de la Eucaristía».

«El reconocimiento de que Dios actúa en los Sacramentos y la vida litúrgica», objetivo central del Programa Pastoral Diocesano de curso, es resaltado por el obispo Julián López en esta Carta Pastoral ante el inicio de la Cuaresma en la que el prelado legionense advierte de que «no basta recibir la ceniza, acudir a las procesiones o participar en los actos religiosos propios de ambos tiempos», para ir más allá y señalar que «será la caridad fraterna y social, real y concreta, multiplicada en las buenas obras y unida a la honradez en el trabajo y en los demás deberes personales, la que no solo ofrecerá pruebas de nuestro compromiso de conversión real sino que demostrará también su fecundidad y su actualidad en toda nuestra existencia».