Diez pretende peatonalizar el entorno del consistorio de San Marcelo para «poner en valor» el edificio

Consistorio de San Marcelo./Campillo
Consistorio de San Marcelo. / Campillo

La peatonalización del entorno potenciará su conexión con el casco histórico además de dar valor de nuevo a los espacios en desuso de la sede consistorial de la capital

E. F. G.León

José Antonio Diez se estrenó en el cargo trasladando la ubicación del despacho de Alcaldía a la céntrica plaza de San Marcelo de León, a menos de 300 metros de distancia y tres minutos de recorrido a pie de la sede del Ayuntamiento en Ordoño II, con el objetivo de transmitir cercanía a los ciudadanos y rechazando así instalarse en la séptima planta del edificio que ocuparon sus antecesores.

Ese gesto no será el único para poner en valor el histórico inmueble, que se pretende convertir en el latido del acceso al casco histórico, con el empaque al que su ubicación contribuye y que puede verse potenciado por el aprovechamiento de espacios y posibilidades hasta ahora poco explorados.

El recinto, explica el alcalde, dispone de «componentes importantes, como una preciosa escalera y la idea es que ésta sea el acceso principal de las visitas oficiales que vengan al Ayuntamiento, utilizando la antigua puerta consistorial y dando acceso por esa escalera a las dependencias para darle relevancia y poner lo en valor». Así, la puerta lateral de la calle Legio VII -ahora en desuso- se convertiría en una entrada 'de autoridades'.

Cierre al tráfico del entorno

Esta puesta en valor de ese acceso se enmarcaría en el cambio que se predende dar a la zona desde el punto de vista estético y funcional, con el cierre al tráfico de esa vía y de la paralela de Arco de Ánimas, que serían reurbanizadas para «ganar espacio y como política de movilidad sostenible», señala el alcalde.

«Es un circuto que no tiene sentido y la apuesta es cerrarlo y reurbanizarlo. No hay un plazo concreto; he pedido un estudio tanto del tráfico -que no es problema-, como del proyecto. En el momento que esté vamos a llevar acabo una actuación para ganar espacio para la ciudad y los leoneses y darle un toque de modernidad», explicó.

El edificio

La sede consistorial de la plaza de San Marcelo o 'de las palomas' fue proyectada por Juan del Ribero Rada en 1584, con un coste de 4.200 escudos, donde antes había una Casa de la Poridad, y acogía las juntas del concejo. En la década de los 60 del pasado siglo fue sometida a una obra de ampliación y reforma tras la demolición del vecino Teatro Principal, que fue inaugurada el 27 de octubre de 1970, siendo alcalde Manuel Arroyo.

Del edificio original, construido según los cánones del Renacimiento clasicista, subsistió el ángulo nordeste, según señalan diversas crónicas, que añaden que alberga «dos columnas del siglo XVI procedentes del desaparecido Convento de Santo Domingo, que enmarcaban el sepulcro de Martín de Guzmán».

Dichas columnas, que presentan algunos daños -fruto quizá del desconocimiento de su origen y valor- son las que abrigan la escalera que ahora se convertiría en la 'entrada VIP' del Consistorio, encaminan al visitante hacia las estancias principales, no sin antes contemplar una vidriera que reproduce un desfile de pendones leoneses, para conectar también con la parte de la planta noble a la que se llega desde la escalera que conduce al salón de plenos.