https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

98 desfibriladores cubren León, uno por cada 4.755 habitantes, lo que convierte a la provincia en la mejor protegida de la comunidad

Vídeo sobre el uso de estos dispositivos.

Es la cuarta provincia de la comunidad con más número de desfibriladores y Castilla y León ocupa el puesto once del ranking

N. BRANDÓNLeón

Cada 4.755 leoneses, hay un desfibrilador disponible para salvarle la vida. Y es que León cuenta con 98 de estos aparatos electrónicos portátiles que detectan de manera automática si una persona está sufriendo un infarto, y en ese caso, realizar una descarga para corregir el ritmo del corazón.

Según los datos proporcionados por B+Safe, empresa dedicada a la salud y seguridad en las empresas, León es la cuarta provincia de la comunidad con más número de desfibriladores, con 97, mientras que Burgos es la más cardioprotegida gracias a sus 222 desfibriladores. Valladolid cuenta con 163, Salamanca con 112, Segovia con 96, Soria con 65 y Palencia, Ávila y Zamora ocupan la cola de la cardioprotección en Castilla y León con 58, 48 y 43 desfibriladores respectivamente.

Pero si se atiende a los ratios de desfibriladores por números de habitantes, León supone la mejor provincia cardioprotegida de la comunidad, seguida de Zamora con uno por cada 4.456, Ávila, Valladolid y Salamanca, cercanos al desfibrilador por cada 3.300 habitantes, Palencia con uno por cada 3.000, y en los últimos puestos se encontrarían Burgos, Segovia y Soria con un desfibrilador por cada 1.500 personas.

Datos

90% de supervivencia
La rápida respuesta en caso de paro cardíaco es crucial para la supervivencia de la víctima o para evitar secuelas graves, siendo de un 90% en el primer minuto y descendiendo de un 10% cada minuto que pasa a partir del quinto minuto
10 veces mayor en EE.UU
Las oportunidades de supervivencia de una víctima de un paro cardíaco son 10 veces mayores en Estados Unidos que en España, debido a que los Desfibriladores están al servicio libre del ciudadano, de forma similar a los extintores
23.000 desfibriladores
Según datos de 2018, en España hay un total de 23.000 desfibriladores instalados fuera del ámbito sanitario, lo que supone la existencia de cinco desfibriladores por cada 10.000 ciudadanos. Una ratio que se sitúa muy por debajo de países como Estados Unidos, Francia o Japón.
Al alza
El número de desfibriladores ha aumentado un 150% en los últimos años

Además, Castilla y León se encuentra en el puesto undécimo del de comunidades elaborado por B+Safe con 1 desfibrilador cada 3.050 habitantes. Un dato que coincide con la media de las comunidades cardioprotegidas en cuanto a número de desfibriladores por habitante en España.

«A pesar de que todavía nos situamos lejos de los países más avanzados -explica Nuño Azcona, director general de B+Safe- en los últimos años la situación ha mejorado exponencialmente. Poco a poco las comunidades autónomas han ido regulando la obligación de instalar desfibriladores en espacios públicos como centros comerciales, estaciones, aeropuertos, empresas, colegios, polideportivos, dependencias públicas… que han permitido aumentar el mapa de espacios cardioprotegidos«.

Esta obligatoriedad se complementa con multitud de iniciativas privadas que están promoviendo la instalación de desfibriladores en espacios donde no se obliga por ley «porque han entendido -añade Azcona- que la disponibilidad de un desfibrilador ofrece un valor añadido a sus cliente y usuarios, dándoles una seguridad añadida en caso de que se produzca un accidente cardiaco«.

Ranking de cardioprotección

Según estos datos, Madrid es la Comunidad Autónoma mejor cardioprotegida, con 1 desfibrilador cada 753 ciudadanos, seguida de Extremadura ( 1 cada 1.102), País Vasco (1 cada 1.259), Navarra (1 cada 1.343), Cantabria (1 cada 1.937), Galicia (1 cada 2.066), Baleares (1 cada 2.301), Murcia (1 cada 2.414), Aragón (1 cada 2.669), Valencia (1 cada 2.842), Castilla y León (1 cada 3.050), Cataluña (1 cada 3.180), Castilla La Mancha (1 cada 3.752), Melilla (1 cada 3.818), Canarias (1 cada 4.200), Andalucía (1 cada 4.400), Asturias (1 cada 4.878), Ceuta (1 cada 5.250) y La Rioja (1 cada 10.400).