Denuncian una posible negligencia en la muerte de un interno en una residencia de la capital

Imagen de la residencia Otazu en León capital./
Imagen de la residencia Otazu en León capital.

La familia denuncia que no se aplicaron medidas preventivas como el bloqueo de ventanas para un paciente con demencia | Los responsables de la residencia aseguran que cumple con toda la normativa y que no hay quejas registradas

LEONOTICIASLeón

La familia de un paciente ingresado en la residencia Otazu de León capital ha denunciado este miércoles una posible negligencia en la muerte del residente.

Según la familia la ausencia de un sistema de bloqueo preventivo de ventanas propició que R.F.A., con demencia senil, «se precipitara al vacío tras caminar por una cornisa de la quinta planta de esa residencia».

«Mi padre sufría demencia por lo que esa misma noche tuvo que ser atendido por su elevado nerviosimos. Él no tenía capacidad para pensar en un posible suicidio. Se vistió de forma parcial, accedió por la ventana a la cornisa y se precipitó al suelo tras perder el equilibrio falleciendo a continuación».

Bloqueo de ventanales

«Nos ha llamado la atención el nulo interés mostrado por la Justicia para realizar diligencias, denegando la petición de la familia para tomar declaración a los trabajadores que estaban esa noche en la residencia, así como a solicitar las grabaciones de las cámaras que podrían haber ayudado a averiguar lo que ocurrió esa noche. La propia residencia colabora a sembrar dudas, cuando a petición de la familia para que conserve las imágenes para entregarlas en el Juzgado, manifiesta que las ha borrado. Si no tenía nada que ocultar, podría haberlas aportado para despejar dudas», asegura la familia.

El Juzgado de instrucción número 4 de León, ha notificado el sobreseimiento provisional, y la familia lo ha recurrido pese a que el propio auto emitido invita a reconducir la demanda de la vía penal a la vía civil.

Otros sucesos

«No consta denuncia»

Para la familia «la residencia Otazu, no tomó las medidas de seguridad, bloqueando las ventanas como es preceptivo en este tipo de residencias, para evitar que un anciano de 88 años enfermo con demencia por Alzheimer, pudiera salir por una de ellas y caminar por una cornisa hasta precipitarse al vacío y perder la vida».

Por su parte la residencia Otazu ha asegurado a leonoticias a través de su portavoz que «no consta denuncia alguna por este caso en la residencia y tampoco hay hoja de reclamaciones abierta» por el mismo.

Desde la residencia también se ha advertido que ésta «ha superado todos los controles» al mismo tiempo que se ha remarcado que se cumple con toda la normativa legal al respecto.

Más noticias