CSIF insta a la Junta a trabajar para acabar con las agresiones a los profesionales sanitarios

CSIF insta a la Junta a trabajar para acabar con las agresiones a los profesionales sanitarios

El sindicato anima a participar a los profesionales de Sanidad en una encuesta que ha lanzado para conocer la realidad de este problema, porque muchas incidencias no se denuncian por miedo o por evitar problemas

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Castilla y León, valorando la reducción del 9% de agresiones a los profesionales sanitarios de la Comunidad, que se ha producido en 2018 respecto a 2017, considera que las 579 agresiones que se denunciaron siguen siendo «muchas, y es un grave problema que hay que erradicar», por lo que pide al Gobierno regional «que siga trabajando» para evitarlas. Pese a la disminución global de los datos de 2018, que acaban de darse a conocer en la Sección de Agresiones del personal de centros sanitarios, del Observatorio de Castilla y León, que se ha reunido este viernes, «seguimos denunciando esa lacra que tiene que erradicarse de los centros de salud y de los hospitales», ha afirmado la representante de CSIF, Rosa María Herrero.

CSIF considera que a pesar de esos datos oficiales, en lo que por primera vez en cinco años se reducen las agresiones a profesionales sanitarios en Castilla y León, «sabemos que, por miedo o por evitar problemas, no se comunican todas las agresiones que se suceden diariamente en los centros sanitarios»; motivo que ha llevado a este sindicato a poner en marcha una encuesta digital de ámbito nacional, para dar la oportunidad a los profesionales sanitarios «de poner cifras reales a una situación alarmante que requiere medidas eficaces«.

CSIF anima a participar en esta encuesta que puede cumplimentarse www.csif.es, en el área de Sanidad (enlace https://www.csif.es/contenido/nacional/sanidad/265539), «porque los profesionales de la salud merecen trabajar en condiciones seguras, y que no se ponga en riesgo su seguridad e integridad física por motivos del desempeño de su trabajo». Además, CSIF cree que la administración debe dotar a los profesionales y a los centros de todos los mecanismos de seguridad que sean necesarios.

Con esta encuesta, CSIF quiere tener «una fotografía actual sobre las condiciones laborales de los sanitarios en el día a día», para poder exigir medidas de seguridad reales y eficaces a las administraciones. «Hay que poner en valor la labor de servicio público que ofrecen las personas trabajadoras en la Sanidad, y luchar contra cualquier situación de violencia. En numerosas ocasiones, las quejas de los usuarios sobre la deficiente prestación de los servicios se vuelcan contra los profesionales que cumplen con su trabajo, en vez de dirigirlas a las administraciones, como responsables de la situación», señala CSIF.

En la encuesta, además de indicarse en qué comunidad autónoma trabaja el profesional sanitario, el servicio y la categoría, se puede detallar si ha sufrido alguna agresión en los últimos cinco años, de qué tipo, o si la protagonizado un paciente, un familiar o, incluso, otro compañero. Asimismo, se pregunta al profesional por las consecuencias de la agresión, si se ha denunciado, o si ha recibido algún apoyo psicológico por parte de la administración.

CSIF quiere saber si el profesional conoce otras agresiones que ha recibido otros compañeros que no hayan denunciado, o si en el centro sanitario en el que trabaja existe algún protocolo de prevención y actuación ante agresiones, y lo conoce. El sindicato independientes pregunta por la formación recibida sobre el manejo de situaciones conflictivas; si sabe que la agresión en su puesto de trabajo se considera un accidente laboral; o si conoce o ha utilizado la aplicación 'Alert Cops', el servicio de alertas de seguridad ciudadana a Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El sindicato independiente también recuerda que el servicio 'CSIF Ayuda' está al servicio de las profesionales sanitarias que hayan sufrido situaciones de agresión

DATOS DEL OBSERVATORIO DE CASTILLA Y LEÓN

Los datos del Observatorio de Castilla y León, correspondientes al año completo 2018, sobre agresiones en el ámbito sanitario, que se han dado a conocer esta mañana, en la Sección de Agresiones de la Gerencia Regional de Salud, indican que en el año 2018 se han producido 516 incidencias en los centros de salud y hospitales, con 579 profesionales agredidos (de manera verbal o física). Estos datos del pasado año 2018 suponen, respecto a 2017, una reducción del -3% en el número de incidentes (al pasar de 532 a 516), y una disminución del -9% en cuando a las agresiones (que han bajado de 639 a 579).

En cuanto a los incidentes, en la variación entre 2017 y 2018, en Ávila aumentaron un 27% (de 26 a 33), en Soria un 23% (13 a 16), en León un 17% (de 56 a 76), en Palencia un 16% (de 31 a 36), y en el área de Valladolid Oeste un 2% (de 64 a 65 incidentes). Por el contrario, se han reducido en Valladolid Este un -31% (de 86 de 59 incidentes), en Segovia un -24% (de 37 a 28), en El Bierzo un -8% (de 25 a 23), en Burgos un -4% (de 78 a 75), en Salamanca un -2% (de 59 a 58) y en Zamora un -2 (de 41 a 40 incidentes).

En cuanto a los profesionales agredidos, en Ávila crecieron un 39% (de 28 a 39), en Soria un 23% (de 13 a 16), en León un 13% (de 76 a 86), y en Palencia un 17% (de 36 a 42). Por el contrario, se han reducido en Segovia un -32% (de 44 a 30), en Zamora un -26% (de 62 a 46), en Valladolid-Este un -26% (de 102 a 75), en Valladolid-Oeste un -18% (de 84 a 69), en Salamanca un -18% (de 73 a 60), en El Bierzo un -8% (de 25 a 23), y en Burgos un -3% (de 89 a 86 agredidos).

Temas

Csif