Las Cortes abogan por impulsar los territorios con déficit de recursos para lograr una Castilla y León «con una única velocidad»

El presidente de las Cortes de Castilla y León, Ángel Ibáñez, este lunes en León. / Campillo

El presidente Ángel Ibáñez entiende necesario que los 84 procuradores representan a toda Castilla y León para lograr que la Comunidad alcance la velocidad de crucero y «ponerla donde le corresponde»

A.C.
A.C.León

Trabajar para conseguir una comunidad que funcione a una única velocidad, con ritmo de crucero. Es el principal objetivo que debe marcarse las Cortes de Castilla y León.

Y para ello será necesario que los 84 procuradores -81 en la próxima legislatura- sean conscientes que representan a toda Castilla y León, con independencia del territorio que les haya votado.

Es la reflexión del presidente de las Cortes, Angel Ibáñez, que entiende necesario poner en valor los recursos con mayor potencial y, en paralelo, impulsar aquellos que están en un nivel inferior.

Sin entrar a valorar los diferentes ritmos a los que avanzan las nueve provincias de Castilla y León, Ibáñez ha reconocido la existencia de territorios con recursos que les permiten tener una mayor de desarrollo frente a otras zonas de la Comunidad, que presentan más dificultades.

De ahí que haya recordado que la labor de las administraciones debe ser el de poner el foco en las zonas donde exista un déficit de recursos para darles un impulso. «Es necesario poner más recursos y aprovechar los pocos que haya para impulsar de un modo más decidido esos territorios».

Un ejemplo que, según señaló, se materializa en planes de promoción especial como el de las cuencas mineras o del entorno de Gañora. «Se sigue trabajando en esa media. Creo que el objetivo es que Castilla y León pueda impulsarse a una única e importante velocidad de crucero, para ponerla en el lugar que nos corresponde»