https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Condenado a 15 años de prisión el hombre que mató a su compañero de piso en la avenida Mariano Andrés de León

Juicio en la Audiencia Provincial de León contra el autor del crimen de la avenida Mariano Andrés de la capital./Campillo
Juicio en la Audiencia Provincial de León contra el autor del crimen de la avenida Mariano Andrés de la capital. / Campillo

La Audiencia considera que en el momento del crimen, H.D.R. tenía las facultades «ligeramente disminuidas» debido a la patología psiquiátrica que sufría y al alcohol ingerido, pero «no anuladas»

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

La Audiencia Provincial de León condenó este lunes a 15 años de prisión a H.D.R., como autor de un delito de asesinato consumado, concurriendo la atenuante de alteración psíquica, por el asesinato de J.R.D.C., su compañero de piso, que falleció tras recibir una paliza y varias puñaladas en la avenida Mariano Andrés durante la madrugada del 13 de agosto de 2017.

De conformidad con el veredicto emitido por el juzgado popular que durante la primera semana del mes de febrero atendió al proceso judicial que se llevó a cabo en la Audiencia de León, y que consideró a H.D.R. como culpable por unanimidad, la Audiencia considera probado que tanto el culpable, H.D.R., de 30 años en el momento del crimen, como la víctima, J.R.D.C., que contaba con 52 años, ambos compañeros de piso en una vivienda tutelada de la Asociación Leonesa de Familiares y Amigos de enfermos mentales (Alfaem), acudieron el día 13 de agosto de 2017 a un conocido local de ocio nocturno de la capital leonesa, donde permanecieron unas dos horas, durante las que ambos consumieron bebidas alcohólicas, mientras que su agresor estuvo acompañado de una mujer en el piso superior.

De vuelta a casa, se considera también probado en la sentencia emitida hoy por la Audiencia que el agresor pidió dinero de nuevo a la víctima, deteniéndose a discutir por cuestiones monetarias a la altura del número 8 de la avenida Mariano Andrés, donde ante las negativas de su compañero de piso a darle dinero, H.D.R. propinó una paliza a J.R.D.C. que le provocó varias contusiones, además de una lesión mortal en la laringe, tras lo que le asestó tres puñaladas con una navaja, una de las cuales le atravesó en su totalidad el lado izquierdo del corazón.

Así, J.R.D.C. falleció a las 5.55 horas del 13 de agosto de 2017, tras recibir una agresión «totalmente intencional» por parte de H.D.R., «inesperada» para la víctima y «con gran violencia, de tal modo que no pudo oponer defensa alguna». Además, la Audiencia considera que en el momento de la comisión del hecho, por la patología psiquiátrica que padecía el condenado, junto con el alcohol inferido esa noche, «tenía las facultades intelectivas y volitivas ligeramente disminuidas, pero no anuladas ni total ni parcialmente».

Por todo ello, el magistrado de la Audiencia de León condena a H.D.R., como autor de un delito de asesinato consumado, concurriendo la atenuante de alteración psíquica, a la pena de quince años de prisión, sin que proceda indemnización civil alguna por daños morales.