La Concejalía de Deportes aplica el 'yo pago y tú pintas' en la pista de patinaje en línea de San Esteban

Dos jugadoras trazan las líneas de su deporte. / Noelia Brandón

Los componentes del Club de Hockey Inline León y las Lion Girls de roller derbi trabajan estos días para dar color, mejorar la pista y preparar las líneas tras haber comprado el Ayuntamiento de León la pintura y 'cederles' la mano de obra

RUBÉN FARIÑASLeón

Primero fueron los vecinos los que tuvieron que comprar las bombillas de las farolas y ahora son los deportistas los que tienen que pintar la pista de competición.

El Club de Hockey Inline León y las Lion Girls de roller derbi llevan un mes trazando las líneas y dando color a su humilde espacio en San Esteban.

La reunión mantenida con la Concejalía de Deportes –cuyo edil responsable es José María López Benito, el mismo que tiene bajo su cargo la iluminación de la ciudad- logró alcanzar este acuerdo por el que desde el Ayuntamiento de León se aportaba el material y los propios jugadores serían los encargados de prestar la mano de obra.

Primero pulieron la pista para quitar la pintura que ellos mismo aplicaron en 2014, después pulieron los 1.040 metros cuadrados de suelo para quitar las partes más erosionadas por el clima y por último aplicaron dos capas de clorocaucho. Ahora, les toca pintar.

Las líneas que trazan con color granate son el marcaje primario de la pista de hockey línea, similar a las del hockey hielo, con su línea de gol, área de portería y zonas de saques neutrales. Además, las líneas amarillas que incorporan están destinadas a las chicas de roller derbi que también usan la pista y lo hacían de una forma precaria, marcando los puntos de referencia de forma eventual.

Tampoco aceptó la Concejalía de Deportes cederles una pintura con resina específica y autonivelante que regulase las imperfecciones de la pista, ello incrementaba el precio un 20%. «Les parecía excesivo el precio para el gasto en pintura» afirma Diego Arias, jugador del Club de Hockey Inline León.

A pesar de ello, los jugadores de ambos clubes no dudaron en remangarse, doblar la espalda y cuidar la deteriorada pista municipal. «Es una pista que no se usa porque está deteriorada y está deteriorada porque es la excusa del Ayuntamiento; dicen que no hay nivel de usuarios y demanda suficiente pero aquí se imparten clases de patinaje, competimos nosotros, las chicas, hay equipos de hockey infantil que podrían venir aquí y entrenar ya que lo hacen en pabellones no específicos».

Al ser deportes minoritarios no cuentan con la colaboración suficiente. La opción que planteó el Ayuntamiento de León fue cederles una parcela que, sin embargo, con sus recursos nunca hubieran podido explotar. «Querían un modelo 'Ademar' para el hockey, que hiciéramos nuestro propio pabellón, pero nosotros no somos una entidad sino un equipo sin ánimo de lucro, solo lúdico, no podíamos llegar a esa inversión ni al compromiso».

Pero a pesar de todas las trabas, ambos equipos mantienen la ilusión por bandera y se mantendrán sobre sus patines cueste lo que les cueste.

Contenido Patrocinado

Fotos