Comida en fundido a negro

La ONCE invita a políticos y miembros de la sociedad leonesa a una comida a ciegas, en la que volver a aprender todo ante la mesa ante la falta de vista

Autoridades, durante la comida a ciegas. / Noelia Brandón/Campillo
N. BARRIO León

Hoy les invitamos a comer. Una sugerente propuesta, ¿verdad? Eso sí, hay una condición. La comida será totalmente a ciegas. ¿Aceptan el cambio?

Ésta ha sido la invitación que ha realizado la ONCE a autoridades políticas y miembros de la sociedad leonesa, en una curiosa iniciativa con la que ponerse en la piel de los que no pueden ver en el céntrico restaurante LAV.

Sentados a la mesa, los comensales compartieron conversaciones sin mirarse y degustaron manjares sin ver qué se estaban llevando a la boca. Y es que tocaba volver a aprender todo el proceso desde el punto de vista, o no vista, de un invidente.

Políticos, periodistas, y miembros de la sociedad se sentaron a la mesa del restaurante lav, en una comida que recordarán por su sabor, olor y texturas, aprendiendo que hay que fijarse más en aquellos que viven sin ver.

Temas

León

Contenido Patrocinado

Fotos