La Clínica Altollano solicita concurso de acreedores voluntario tras más de 20 años de actividad

Exterior de la clínica Altollano. /
Exterior de la clínica Altollano.

El centro sanitario cesará en los próximos meses su actividad tras un cierre ordenado tras haber atendido a más de 160.000 pacientes | El cierre está motivado por el progresivo descenso de las tarifas concertadas, de pacientes derivados del Sacyl y de la firma de Sanidad con el Hospital San Juan de Dios

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El Juzgado de lo Mercantil número ocho de León ha declarado el concurso voluntario de acreedores de la Clínica Altollano, localizada en Navatejera, en el término municipal de Villaquilambre, que cesará su actividad en los próximos meses mediante un cierre ordenado, tras más de 20 años de actividad y 160.000 pacientes atendidos.

La Clínica Altollano de León ha estado siempre vinculada al Sistema Público de Salud, colaborando a través de licitaciones para la actividad quirúrgica derivada del Complejo Asistencial Universitario de León y a través de conciertos para la asistencia sanitaria en régimen de Hospitalización de media estancia en Unidad de Cuidados Subagudos y Rehabilitación a pacientes beneficiarios de la Sanidad Publica de Castilla y León.

Las causas del cierre están motivadas por el progresivo descenso de las tarifas concertadas y, fundamentalmente, el progresivo descenso anual de pacientes derivados del Sacyl. Además, su situación económica se ha visto también directamente afectada por la reciente firma de un convenio especial en León entre la Gerencia Regional de Salud y el Hospital San Juan de Dios que pone fin, por exclusión, a la colaboración de la Clínica Altollano con la sanidad pública de Castilla y León, su principal fuente de actividad desde sus inicios.