https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

CCOO y UGT impulsan una campaña de control del cumplimiento de la subida a 900 euros del SMI a 22.500 leoneses

CCOO y UGT impulsan una campaña de control del cumplimiento de la subida a 900 euros del SMI a 22.500 leoneses

Los sindicatos remiten una carta a la Inspección, la Dirección de Trabajo y la Tesorería de la Seguridad Social para desarrollar una vigilancia salarial que evite fraudes empresariales

Leonoticias
LEONOTICIAS León

Los sindicatos CCOO y UGT en Castilla y León han remitido sendas cartas a la Dirección Territorial de la Inspección de Trabajo en la Comunidad, a la Dirección General de Trabajo de la Junta y a las direcciones provinciales de la Tesorería de la Seguridad Social para que inicien controles específicos del cumplimiento por parte de los empresarios de la Comunidad, de la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) este año a 900 euros al mes. Los cálculos de las organizaciones sindicales apuntan a que la subida de salarios debería beneficiar a unas 125.000 personas en Castilla y León, 22.500 en la provincia leonesa.

Los secretarios de Acción Sindical y Negociación Colectiva de CCOO y de Política Sindical, Industrial y Empleo de UGT, Fernando Fraile y Raúl Santa Eufemia, respectivamente, precisaron a Ical que la semana que viene, en principio, ya tienen prevista una reunión con el director territorial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Castilla y León, Francisco Javier Calderón, y la siguiente con la directora general de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales, Amparo Sanz.

Los dos responsables sindicales aclararon a Ical que en la misiva remitida a la Inspección de Trabajo reclaman al director territorial que analice cómo incluir en algunas de las campañas previstas para este año en materia de control de legalidad en materia de Seguridad Social el seguimiento del nuevo SMI «para evitar el fraude».

Asimismo, a la directora de Trabajo de la Junta, dentro de sus competencias, las centrales sindicales le solicitan que efectúe un control de legalidad de los convenios colectivos y aquellos en los que no se cumpla para todas las categorías una tabla salarial de al menos 900 euros, que se requiera su subsanación y hasta que no se arregle, se deniegue su depósito y publicación. Asimismo, el objetivo es que se fije el mismo criterio en todas las oficinas territoriales para los convenios provinciales, por lo que la misma petición se cursó en las provincias.

En cuanto a la Tesorería de la Seguridad Social, en la carta remitida, CCOO y UGT recuerdan a las delegaciones provinciales que tienen la obligación de hacer un seguimiento y control para que «ninguna cotización a jornada completa sea inferior al salario de 1.050 euros brutos a jornada completa (900 netos), para que haga las reclamaciones correspondiente en este sentido sino se cumple». Asimismo, las organizaciones que impulsan esta campaña en la Comunidad, reclaman a la Seguridad Social, «información de este seguimiento de las posibles irregularidades que se encuentren».

Fernando Fraile explicó que teniendo en cuenta que todas las empresas deben cumplir con el salario mínimo desde el arranque del año, el objetivo de movilizar a las diferentes administraciones es conocer «qué ha ocurrido este mes de enero», porque independientemente que los convenios estén revisados o no para que ninguna categoría presente un salario inferior al acordado por el Gobierno, «los empresarios deben cumplir con esa obligación desde el 1 de enero, cuando entro el vigor el real decreto».

Fraile recordó, en este sentido, que remitieron un estudio sobre la situación de los convenios respecto a la subida del SMI, a Cecale, en el que quedaba patente que 87 de 184 acuerdos sectoriales, presentaban más de 300 categorías por debajo de los 900 euros. «Se lo hemos trasladado a Cecale recordándole la obligación de cumplir la subida», dijo.

Crecimiento del consumo

El responsable de CCOO rechazó las críticas patronales al alza del SMI y constató que elevar los salarios «redundará en beneficio de la economía de la Comunidad y del país porque los salarios bajos van destinados directamente al consumo, habrá mayor demanda e impactará positivamente en la economía y en el empleo». Además, prosiguió, habrá más recaudación por parte de la Seguridad Social en cotizaciones y contribuirá a apoyar la sostenibilidad financiera del sistema de pensiones.

Por su parte, Raúl Santa Eufemia destacó que el objetivo es evitar el fraude empresarial para lo que es preciso estar vigilantes desde todas las instancias con competencia en materia laboral. El portavoz sindical expresó que ante el «hartazgo» que sufren por el incumplimiento reiterado de las subidas salariales pactadas con la patronal en el Acuerdo Estatal de Negociación Colectiva (AENC), solo faltaba que también incumpliesen una subida fijada mediante un decreto ley por el Gobierno.

«Debemos exigir que se cumpla y que mejor forma que haya una campaña y una exigencia a la Inspección, la Dirección de Trabajo y la Tesoreria para que tenga la máxima incidencia», dijo. No obstante, advirtió de que la subida del SMI a 900 euros, «sigue siendo insuficiente» y también es preciso que a las subidas salariales se acompañen otras medidas como «el fichaje diario en los centros y más vigilancia de las horas extras».