El Ayuntamiento de León abre una investigación tras comprobar la compra de material sin salir a licitación pública

Imagen de un almacén de material eléctrico./
Imagen de un almacén de material eléctrico.

El actual concejal e infraestructuras del Ayuntamiento de León, Eduardo Tocino, ordena que se inmovilice el almacén municipal a la espera de esclarecer los interrogantes abiertos por el análisis de los pliegos

J.L.B. | J.C.León

El Ayuntamiento de León incorpora material a sus almacenes sin que éste haya sido objeto de licitación pública. En realidad se trata de una adquisición de material fuera de los términos especificados en las correspondientes licitaciones lo que supone contravenir la norma.

La denuncia, llegada desde el propio seno del Consistorio, se basa en al menos un contrato con posibles irregularidades. El citado contrato corresponde al expediente 2536/2018 de suministros de materiales técnicos de mantenimiento de alumbrado público y dependencia.

Su publicación se realizó el 12/07/18 finalizando el concurso el 18/07/18 por un importe de licitación de 36.645,85 euros.

Según consta en la sede electrónica del Ayuntamiento todo el procedimiento publicado «público» esta ajustado a derecho según la nueva ley de contratación.

Prescripciones técnicas

El pliego de prescripciones técnicas detalle en su anexo I el material a suministrar. En este anexo se especifican alrededor de 800 artículos, entre los que se detallan aspectos ta concretos como la compra de 10 unidades bridas de plástico (3,6X279 NEGRA 2237-0) por un valor de 0.176 euros, diez unidades de un material que habitualmente se incorpora a la venta en bolsas de cien unidades.

No es el único material menor que se fija en el contrato, que contempla otras diez unidades 'CMB PKT7508 puntera hueca doble 0,75MM' por valor de 10 céntimos cuando las bolsas son de 100 unidades, o 10 unidades de 'Tekox 106 regleta conexión corte fácil 6MM2 blanca' por una valor de 7.5 euros cuando las citadas regletas son de 12 unidades. No son casos aislados sino que el detalle de compra contempla infinidad de compras con este perfil.

Esta práctica, según se advierte tanto desde el seno municipal como desde especialistas del sector, complica al máximo la concurrencia de empresas al pliego ya que por volumen sólo se suele trabajar en volúmenes más elevados de pedido. A pesar de esta apreciación, hasta aquí, el procedimiento es completamente legal.

800 artículos, 67 en realidad

Las presuntas irregularidades que ahora se denuncian comienzan cuando el procedimiento deja de ser «público». En este caso y según la información a la que ha tenido acceso leonoticias, la factura final del expediente no se corresponde con la licitación realizada. Es decir lo que se licitó en el pliego nunca se compró. La factura final del pedido consta de solo 67 referencias de los 800 artículos publicados, de los cuales 28 no constan en el pliego de licitación ni en la oferta presentada por la única plica presentada al concurso en cuestión.

Como detalle de la diferencia entre licitado y comprado sirve como ejemplo la propuesta de compra para diez 10 rollos de cinta aislante con una compra final de 2.000.

Intervención

Una vez el adjudicatario presenta la factura correspondiente al expediente el servicio de gestión energética certifica que el suministro se ha realizado «con sujeción al pliego de condiciones y contrato...» expresando la conformidad del mismo y reconociendo el pago de la factura por un importe de 33.028.9 euros con una inestimable diferencia la licitación (33.034,84 euros).

Para el interventor general del Ayuntamiento de León, la diferencia entre el material licitado y adquirido «pueden existir siempre que los bienes que se adquieran estén reflejados en el pliego de licitación», algo que no ocurre en 28 de los 67 artículos adquiridos no constan en la licitación.

Concejalía de infraestructuras

Para el actual concejal e infraestructuras del Ayuntamiento de León, Eduardo Tocino, y una vez conocida la situación anómala de la ejecución del citado expediente de contratación se procederá a la revisión completa del mismo: «Voy a revisar todo el expediente, me niego a asumir cualquier coste político porque los técnicos del ayuntamiento no hayan realizado bien su trabajo, y el que tenga que caer, que caiga».

Almacén municipal

Derivado de esta situación el concejal del Ayuntamiento se ha ordenado la orden de inmovilización del material existente en el almacén municipal hasta que se diluciden las situaciones judiciales que ahora mismo le afectan, relativos a los proyectos no ejecutados de los Planes E, y se esclarezca el origen de todo el material.

 

Fotos