La Asociación Activos y Felices crea un servicio 24 horas de atención al Maltratro a las Personas Mayores

Un anciano por una carretera de la provincia./
Un anciano por una carretera de la provincia.

En el último año, aproximadamente 1 de cada 6 personas mayores de 60 años sufrieron algún tipo de abuso

LEONOTICIAS

Ellos, los abuelos lo han vivido casi todo y por eso se consideran personas sabias. Como contrapartida, los nietos les proporcionan una vitalidad extra que les aporta beneficios y aminora sus achaques y preocupaciones. Esa retroalimentación crea una simbiosis por la que los nietos disfrutan con los abuelos y estos a su vez con ellos al retroceder en el tiempo unas cuantas décadas y revivir una especie de segunda paternidad y también juventud.

Esta es la parte bonita de la relación intergenacional.

Como nota negativa, algunas familias viven un escenario menos idílico. Hay ausencias tempranas, enfermedades o, lo más habitual, una crisis que ha afectado a la mayoría de hogares y que en los últimos años ha variado el papel de los abuelos al tener que sacrificar su pensión para ayudar a los hijos, convirtiéndose en muchos casos en la única fuente de ingresos de los hogares. Muchos abuelos han hipotecado sus vidas de tranquilidad y merecido descanso después de años de trabajo para irse a vivir con los nietos y desempeñar el papel de padres o hasta han vendido su casa de toda la vida por la paz y el futuro familiar.

Maltrato al mayor: una realidad silenciosa

Se lo puede definir como «un acto único o repetido que causa daño o sufrimiento a una persona de edad, o la falta de medidas apropiadas para evitarlo, que se produce en una relación basada en la confianza». Puede adoptar diversas formas, como el maltrato físico, psíquico, emocional o sexual, y el abuso de confianza en cuestiones económicas. También puede ser el resultado de la negligencia, sea esta intencional o no.

Activos y Felices crea el área de Urgencias y Atención 24 horas al Mayor. Entre las actividades que se han puesto en marcha destacan:

-Campañas de sensibilización para el público y los profesionales;

-Detección (de posibles víctimas y agresores);

-Programas intergeneracionales en las escuelas;

-Intervenciones de apoyo a los cuidadores (por ejemplo, gestión del estrés, asistencia de relevo);

Entre los esfuerzos por responder al maltrato e impedir que se repita se incluyen las siguientes intervenciones:

-Notificación obligatoria del maltrato a las autoridades

-Grupos de autoayuda

-Programas de ayuda psicológica dirigidos a las personas que infligen malos tratos

-Teléfonos de asistencia que proporcionen información y derivación

-Intervenciones de apoyo a los cuidadores

Para ello cuenta con un equipo formado por psicólogo, trabajador social, medico, abogado, psiquiatra, coach y personal formado en apoyo emocional.