'Aromas de otoño' llega a la Casa de León en Madrid

Presentación en Madrid./
Presentación en Madrid.

El acto fue presentado por Antonio Portillo Casado y Eduardo Velázquez González, ambos escritores y poetas

LEONOTICIAS

En el día de hoy, 24 de enero de 2019, se ha presentado en la Casa de León de Madrid la tercera edición del libro Aromas de otoño, obra del escritor, poeta y pintor Marín Aranda.

El acto fue presentado por Antonio Portillo Casado y Eduardo Velázquez González, ambos escritores y poetas, que han hecho una semblanza de la personalidad poética de Marín Aranda, así como de su obra. Se ha disfrutado también de un recital con poemas de sus dos últimos libros, realizado por Luisa

Ezquerra, directora de la escuela de locución del mismo nombre. Con sus versos Marín Aranda se dirige a la mujer, al amor y a la naturaleza, en un mensaje que el poeta comunica con palabras sencillas y llenas de profunda sensibilidad. Su lenguaje es directo y claro, escribe con métrica castellana y estrofas llenas de musicalidad y reflexión. Juega con las imágenes y metáforas con especial sencillez, dejando ver el poema como una sinfonía que se abre paso ante el lector, con un lenguaje cercano y amigable.

Ha escrito varios poemarios y este último Aromas de otoño obtuvo el Premio Internacional de Poesía Sial Pigmalión 2018, y el Premio «Escriduende» al mejor libro de poesía ilustrado, en la Feria del Libro de Madrid 2018.

Luis Alberto de Cuenca (premio nacional de poesía en España), en el prólogo de uno de sus libros comenta entre otras cosas: «Marín Aranda tiene un dominio del verso castellano y de la métrica española digno de subrayarse. La gente ha ido perdiendo el oído con el «todo vale» de la postvanguardia y ha olvidado que tradición y modernidad no tienen por qué ser términos contradictorios.

En el prólogo de este nuevo libro Aromas de otoño, Manuel Juliá, escritor y periodista, hace un recorrido asentado y riguroso por los poemas que contiene y dice: En esta nueva obra Aromas de otoño, se mantiene el pulso por la poesía pulcra, trabajada, rítmica, plena de lo que Cicerón llamaría el -motus animi continuus-, es decir un esfuerzo creativo que no desfallece en su desarrollo, sino que en cada página ahonda en su maestría sobre el rebelde verso.

Como pintor, su pincel tiene una línea de trabajo figurativa transformada, con una amplia temática.

La naturaleza y el retrato moderno, con el color como protagonista, son sus principales motivos, consiguiendo un cromatismo que da mucha belleza a sus cuadros. Marín Aranda acostumbra a ilustrar sus libros personalmente con el fin de fijar las imágenes plásticas que nacen de sus poemas, poniendo color a la musicalidad de sus versos.

La presentación fue seguida por numeroso público que participó en un animado coloquio.

 

Fotos