El ambiente 'obesogénico' se consolida en León: el 15% de la población infantil sufre malnutrición

Presentación de las conclusiones del V encuentro de la Alianza contra el Hambre y la Malnutrición. / I. Santos

La Alianza Contra el Hambre exige al Gobierno desde León la reducción del IVA de las frutas y verduras y una regulación publicitaria para evitar el consumo de alimentos ultraprocesados

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

La sociedad vive en un ambiente 'obesogénico'. Y España no es ajena de esta realidad en la que los problemas de malnutrición por exceso se imponen, con los porcentajes de obesidad creciendo año a año.

Las cifras hablan por sí solas. En la actualidad, 600.000 personas en España están en situación de inseguridad alimentaria, es decir, que comen mal y la malnutrición en España afecta al 16,4% de la población infantil, siendo la tasa de obesidad el 14,8%. Una realidad que paradójicamente afecta a las clases sociales más desfavorecidas.

Es una de las conclusiones del V Encuentro Anual de la Alianza contra el Hambre y la Malnutrición que ha acogido León capital y en la que se puso de manifiesto, en primer lugar, la necesidad de que la Constitución reconozca el derecho a la alimentación.

Fue la reclamación que lanzó Alfonos Rodríguez Figaldo, director honorífico de la ACHM, que además puso de manifiesto la necesidad de una bajada del IVA de los alimentos más saludables –como frutas y verduras-, siguiendo el ejemplo de otros países mediterráneos.

Medidas a las que se debe sumar una reforma profunda del sistema educativo y la regulación de campañas publicitarias que estimulan el consumo de alimentos ultra procesados.

La pandemia del siglo XXI

Porque la malnutrición, bien por exceso o por defecto, es la pandemia del siglo XXI. Algunos datos, 812 millones de personas, es decir, el 15% de la población mundial pasa hambre y la tasa ha experimentado un crecimiento notable en los últimos tres años.

La mortalidad infantil por malnutrición es de tres millones de personas, 2.000 millones tiene desequilibrios en sus nutrientes y otros 2000 millones padecen de sobrepeso. Además, existen 69 millones de refugiados que sufren hambre y uno de cada 20 niños de países en conflictos bélicos muere antes de los cinco años.

Son solo algunos datos de la trágica realidad de la malnutrición que se sufre en el mundo a pesar de que la producción actual de alimentos permitiría alimentar al doble de la población mundial, según señaló Rodríguez Fidalgo.

El desafío por delante, reducir la tasa de obesidad y lograr acabar con el hambre en el 2030, lo que requiere de una inversión de 265.000 millones de dólares pero, que en primer lugar, exige la concienciación social y el cambio de actitud de los consumidores.

Contenido Patrocinado

Fotos