https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

El alquiler de locales se desploma en León y medio millar se encuentra en busca de inquilino

Imagen de un establecimiento en alquiler en la calle García I de León capital. / Inés Santos

Durante la crisis más de 300 locales se quedaron vacíos, especialmente en la capital, y los precios han descendido entre un 20% y un 40% en función de las zonas | Tras cinco años de recuperación los datos en este 2019 vuelven a ser negativos | La Cámara de la Propiedad incide en la oportunidad de negocio que ofrece esta situación

J. Calvo
J. CALVOLeón

'Se alquila'. Estas dos palabras dan cuerpo a uno de los letreros más comunes en los establecimientos comerciales de las calles de León. Hoy, según las estimaciones del propio sector, un 20% de los establecimientos de utilidad pública a pie de calle buscan inquilino.

Los últimos datos, además, no ofrecen buenos 'síntomas'. Desde 2014 se había apreciado una recuperación en el sector del alquiler y de una forma más visible en 2015.

Sólo en ese ejercicio el saldo entre locales abandonados por sus titulares y nuevos alquileres fue positivo «en 190 arrendamientos«, según los datos de la Cámara de la Propiedad de León.

305 locales 'perdidos' en la crisis

Era la escenificación de una recuperación tan difícil como esperada y que supuso que durante los años más duros de la crisis (2007-2013) se bajaran la trapa en un total de 305 locales comerciales «especialmente en la capital».

Pero la aparente recuperación marcada a partir de ese 2015 ha sufrido un 'frenazo' en este 2019. Los datos de la Cámara de la Propiedad son concluyentes. En 2018 el saldo de crecimiento positivo en alquileres comerciales se redujo en un cincuenta por ciento y en 2019 se ha vuelto a números negativos.

«En el primer semestre del año el balance entre locales alquilados y locales cerrados vuelve a ser negativo en siete establecimientos. El número no es muy importante pero supone romper una dinámica que había comenzado con fuerza a partir de 2014. En 2017 el saldo fue positivo en 96 alquileres e igualmente en 2018, entonces con 47 alquileres, pero ahora los datos vuelven a ser preocupantes«, advierte Miguel Ángel Sánchez Fraile, gerente de la Cárama de la Propiedad de León.

Motivos

Los motivos que han llevado a este parón en toda regla no son menores. Miguel Ángel Sánchez Fraile advierte que lo ocurrido en este 2019 es el resultado de una mezcla casi explosiva: «A la propia estructura económica de León se une el parón legislativo que provoca una enorme incertidumbre entre las personas que tienen que decidir entre invertir y no invertir. Si no conoces el escenario normativo, si no saber cómo serán los impuestos y la normativa laboral la decisión más habitual es esperar. Si a ello se une la incidencia del comercio electrónico parece que lo ocurrido no es tan ilógico«.

Todo ello antes de añadir un lapidario: «Si la coyuntura económica no anima... y las incertidumbres se disparan por el parón político...».

Sin embargo desde la Cámara de la Propiedad se insiste en lanzar un mensaje vinculado a la 'oportunidad de negocio'. Con el mercado del alquiler en locales comerciales en negativo los precios no sólo se han estancado sino que se han moderado. El sector estima que en León los arrendamientos se han reducido como media «entre un veinte por ciento y un cuarenta por ciento, aunque siempre puede haber excepciones».

Buen momento para alquilar

Las inmobiliarias leonesas insisten en que hoy, en León capital, «hay decenas de locales bien ubicados y a precios asequibles», recuerdan. Sólo en los portales web de las inmobiliarias y portales especializados se supera ampliamente el medio millar de locales libres y ofertados al público.

Mientras, en la Cámara de Comercio, Miguel Ángel Sánchez Fraile incide en que con este escenario «no es un mal momento para lanzarse al alquiler siempre que se haga un buen análisis de mercado en el negocio que se va a emprender«.

Salir de la senda negativa en los locales dependerá, según este organismo, del incremento en las certezas en el escenario político y de ese «obligado punto de equilibrio» que siempre se fija entre la oferta y la demanda.