https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Las Águedas quieren más de un día

Ana Villalba toma el bastón de mando como Águeda Mayor 2019 de manos del alcalde revindicando más peso femenino en el poder | Silván llama a «separar el feminismo radical del entendimiento entre hombres y mujeres»

Una de las águedas fotografía la jornada. / Inés Santos
Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

Un día nada más les sabe a poco. La proporción, si se tienen en cuenta los otros 364 que forman el año, es pequeña. Quieren más peso en las decisiones y no se andaron con medias tintas. Lo dejaron claro. «Estoy de acuerdo en casi todo lo que ha dicho el alcalde, pero que nos dejen la vara un día no es suficiente, queremos cuatro años», sentenció Olga Cavero, la Águeda de Honor 2019 en el acto de toma del bastón de mando. Vienen pisando fuerte.

Con el recuerdo siempre presente de las mujeres que sufren maltrato de género «venga de donde venga», según señaló Antonio Silván, las águedas llenaron el salón de plenos del viejo Ayuntamiento de San Marcelo. Allí, siguieron con emoción el acto de entrega del bastón de mando, simbolizando el cambio en el poder, que por un día ostentan las mujeres. En esta ocasión, Ana Villalba Jove ejerce de Águeda Mayor, apuntando a la necesaria conciliación que en estos tiempos sigue estando en el debe.

Por su parte, el alcalde defendió que «hay que trabajar a favor del feminismo, pero no del radical, sino desde el entendimiento entre hombres y mujeres y mujeres y hombres desde la firmeza», al tiempo que tuvo un recuerdo para aquellas mujeres que sufren enfermedades, como el cáncer de mama, que afectan especialmente a la población femenina.

El cambio de mando fue aplaudido por todas, deseando que lo que simboliza se traduzca en más peso para unas mujeres que piden un paso necesario.

Como es costumbre, la Asociación Cultural Las Águedas de León organiza un programa lleno de actos durante todo el día, como ha explicado Ana Villalba. Tras el acto de cambio de bastón, hubo pastas, mistela y baile en el Salón de Reyes. La Asociación de Águedas de León se creó en el año 2005 con el fin de divulgar en la ciudad el sentido de esta fiesta en la que las mujeres pasan a tener el mando sobre los hombres.

Existen escritos de principios del siglo XIX que recogen que «el alcalde se dispone a ceder su autoridad en honor a la santa, a las lindas alcaldesas que, engalanadas con todo el lujo, se presentan a recibir de mano de sus esposos la vara de la justicia y la autoridad que aquella vara representa, quedando reducido el alcalde, así como los maridos, a la obediencia y servidumbre, porque como se dice en el pueblo aquel día mandan las mujeres».

¿De dónde viene la tradición?

Santa Águeda o Ágata, celebrada el 5 de febrero, recuerda la vida de una joven y bella noble nacida en Palermo, siendo emperador Decio y presidente de Sicilia, Quinciano. En aquel tiempo se promulgó un edicto obligando a los cristianos a sacrificar a los dioses y Águeda fue llevada ante Quinciano quien, prendado de ella, quiso rendirla entregándola a la vieja Frodisia y a sus cinco hijas, que conseguirían obrar en ella un rápido cambio de opinión.

Tras el paso del tiempo, Águeda, que persistía en su postura, fue llevada de nuevo ante Quinciano quien, viendo a la joven firme en sus convicciones, mandó cortarle un pecho a cercén y encarcelarla sin permitir que médico ninguno la atendiese y sin comer ni beber nada. Desde antiguo se representa a la santa con los pechos cortados sobre una bandeja en la mano izquierda y en la derecha la palma, atributo y símbolo de la pureza y del martirio. Así Santa Águeda, con sus pechos cercenados, se convirtió en «abogada de las enfermedades de las mamas y por ende de las virtudes del recato y la feminidad que éstas encarnan».