https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Adriana y Guillermo, matemáticamente dos genios

Con tan sólo tienen 10 y 7 se años, estos dos hermanos leoneses se han convertido en los campeones españoles de España en cálculo mental y están en los puestos altos del ranking internacional | Su próximo reto, coronar el mundo en el Campeonato que este sábado 20 de julio se celebra en China

Adriana y Guillermo, en la redacción de leonoticias antes de poner rumbo a China. / I. Santos
A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Adriana y Guillermo Diez son dos hermanos leoneses que, matemáticamente, son dos genios. Sólo tienen 10 y 7 años pero, sin embargo, para ninguno de los dos los números tienen secreto alguno.

Llegan a la redacción leonoticias con tan sólo una hoja y un lápiz. Son 70 ejercicios de sumas, restas, multiplicaciones, divisiones e incluso raíces cuadradas, pero en tan sólo cuatro minutos lo dan por finalizado.

Casi un abrir y cerrar de ojos ante los que ellos, ni tan si quiera, se despeinan. Eso sí, a su lado caras de asombro porque a pesar de su corta edad, estos dos hermanos hablan de las matemáticas con verdadera pasión.

No es de extrañar que sean los campeones de cálculo matemático de España en su categoría y que Adriana ostente la medalla de bronce a nivel mundial y su hermano Guillermo sea quinto en el ranking.

Una afición que comparten con los lectores de leonoticias antes de poner rumbo a China. Allí, este sábado día 20 de julio participará en el Campeonato Mundial que se celebra en la ciudad china de Foshan. Y su objetivo es regresar a León con la corona mundial.

Pero, ¿cómo se convierten dos niños en auténticos genios del cálculo matemático?

Adriana cuenta que cuando tenía cuatro años su padre le apuntó a 'Aloha', una academia especialista en aritmética mental. «Al principio no me gustaba mucho hasta que después de un año empecé a competir. Me gusta mucho competir», reconoce Adriana, que reconoce sentir verdadera pasión por las raíces cuadradas. «Este ha sido el primer año que las hago y me gustan mucho».

Algo parecido le ocurrió a su hermano. «Me apuntó mi padre y no me dejaba desapuntarme. Al principio no me gustaba mucho. Ahora sí», asegura con una pícara sonrisa Guillermo, que confiesa que lo más difícil hoy por hoy son las multiplicaciones con resultados de cuatro cifras.

Sus primer pasos, de la mano de un ábaco, un instrumento que hoy por hoy no tienen ningún secreto para estos dos hermanos, que lo mueven con una agilidad que asombra a todo el que les rodea.

«Hay un día de puertas abiertos y cuando llevo a mis amigas se quedan sorprendidas porque no se enteran de mucho y, además, las matemáticas no gustan mucho», asegura Adriana.

Una habilidad, un don o una destreza, llámenlo como quieran, que serán claves para afrontar el mundial China, que encaran sobre todo, con los deberes hechos.

Porque estos dos hermanos de tan sólo 10 y 7 años, que hoy sueñan con ser actriz o jugador de baloncesto, lo que está claro es que al menos entre números tienen un futuro asegurado.