La adopción internacional entra en crisis con sólo un niño entregado en León

En 2015 se adoptaron doce niños./Juan Flores
En 2015 se adoptaron doce niños. / Juan Flores

Desde 2009 en la provincia de León se han adoptado 113 de menores en el extranjero, un centenar entre 2006 y 2008

efe
EFELeón

Las adopciones internacionales registran la cifra más baja desde que hay estadísticas. Han caído en picado en la última década y el desplome es tan fuerte que ya son muchas menos que las nacionales.

Desde 2009 en la provincia de León se han adoptado 113 de menores en el extranjero (un centenar entre 2006 y 2008) y, de ellos, solo uno en 2018 frente a los cuatro de 2017, los seis de 2016 o los 12 de 2015, según los datos facilitados por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades.

En este contexto, en la provincia de León las solicitudes anotan desde 2013 registros muy bajos: tres en 2018 (20 en el conjunto de la Comunidad) y cuatro en 2017 (de un total de 18), según los datos facilitados por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades.

En los últimos diez años han sido 105 los niños que han logrado un hogar en la provincia de León gracias a una modalidad que ha cogido fuerza. No en vano, en 2017 la cifra de pequeños entregados fue de diez.

Tiempos de espera muy largos, falta de garantías para una asignación, requisitos más exigentes y, también, unos costosos trámites que se dan de bruces con la pérdida de poder adquisitivo de las familias han provocado que las cifras de niños entregados a familias leonesas caigan de manera progresiva e irremediable.

Y todo ello sin olvidar un cambio de perfil en los menores por la mejora de los sistemas de protección de los países de origen, que ha echado para atrás a muchas familias. En este sentido, resulta especialmente difícil encontrar un hogar para menores con características de riesgo (antecedentes familiares, grupo de hermanos, edad o problemas de salud leves) y necesidades especiales.

Nacionalidades

India (8), Vietnam (5), China (3), Filipinas (1), República Dominica (1) y Rusia (1) fueron las nacionalidades de los 19 niños entregados en adopción en 2018 en el conjunto de la Comunidad, donde un año antes llegaron 27.

De ellos, siete encontraron un marco de estabilidad en Valladolid, tres en Ávila y dos en Salamanca. En el resto de provincias solo lo hizo uno.

Además, el importante desembolso económico que conlleva un proceso internacional ha hecho que esta modalidad haya cedido terreno a la opción nacional que, el ejercicio pasado, sumó 22 demandas de adopción en la provincia, las mismas que en 2017. En toda Castilla y León fueron 126 los expedientes tramitados frente a las 103 de un año antes.

Destinos en la comunidad

Del medio centenar de menores adoptados en la Comunidad en 2018 (un año antes fueron 34), un total de 16 fueron entregados a familias leonesas. El resto tuvieron como destino Valladolid (10), Burgos (6), Palencia (5), Ávila (4), Salamanca (4), Segovia (2), Zamora (2) y otra región (1).

En el caso de los procesos internacionales, la búsqueda de los orígenes presenta desafíos tales como el acceso a información y registros.

En este sentido, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades cuenta con un programa que trata de ayudarles a construir su identidad para que sus raíces nunca sean una asignatura pendiente.

Una herramienta en la transición a la vida adulta a la que en 2018 han recurrido 17 personas en el conjunto de la Comunidad: 16 adoptados y una familia biológica. De ellas, finalmente, seis se acogieron a la mediación.

Un año antes fueron 18 -hasta siete familias-, pero ninguna de ellas solicitó a la Junta de Castilla y León su intervención.