Adif confirma retrasos en la integración del AVE y fija el nuevo horizonte en el verano de 2019

Imagen reciente de las obras de integración del AVE en León capital. /R.F.
Imagen reciente de las obras de integración del AVE en León capital. / R.F.

La presidenta de Adif asegura que es una prioridad activar el sistema de ERTMS para alcanzar los 300 kilómetros hora pero no establece una fecha

RAMÓN MÚÑIZ
RAMÓN MÚÑIZLeón

Antonio Silván lo denunciaba este jueves. Tres días después, la presidenta de Adif lo confirma: la integración ferroviaria en León capital no estará culminada este año y se retrasará hasta el 2019.

Así lo ha señalado Isabel Pardo de Vera que, en una entrevista para el grupo Vocento, ha confirmado que la previsión del horizonte que marcó el popular Iñigo de la Serna no se va a cumplir al 100%. El motivo, un problema que se detectó en el colector y que ya está subsanado.

En análisis de Adif

«Creemos que se nos desliza al 2019». Es más, De Vera lleva la conclusión de la obra al verano del próximo año, dado que la obra que actualmente está en curso no contempla las instalaciones, que es algo que el Gobierno ya tiene en licitación o contratación.

Fue este jueves cuando el alcalde de León desvelaba públicamente el retraso de una de las obras más ambiciosa en la capital leonesa a la par que trasladaba su preocupación por la falta de respuesta a las cartas que ha remitido al ministro de Fomento.

«Llevamos casi cinco meses de Gobierno y ya han sido dos las cartas que le he enviado dos cartas al ministro de Fomento para conocer la realidad de estos retrasos pero no he obtenido contestación a las mismas», lamentó Silván, que reitero su preocupación.

Fue a finales del mes de julio de 2017 cuando, tras los trabajos de replanteamiento, echaron a andar las obras de la integración, que prevé una inversión de 25,6 millones de euros y que van a permitir una reducción de 25 minutos en el trayecto a Asturias.

Una actuación que conllevará una integración a lo largo de 1.636 metros de los cuales 590 serán de soterramiento mediante pantallas de hormigón para nuevas infraestructuras así como la ampliación de la actual estación y la reconfiguración del entorno urbano.

Sistema ERTMS

Lo que también se dilata en el tiempo es la activación del sistema ERTMS para la línea Valladolid-León, que permite poner A los trenes en alta velocidad. La responsable de Adif asegura que se trata de un proceso «tremendamente complejo» aunque advierte que se trata de una prioridad absoluta.

Es más, según señala, el tecnólogo ya ha hecho las pruebas, la auscultación de la vía se hizo a 300 kilómetros por hora pero requiere volver a hacerla. Prueba que se realizará la próxima semana, en la que también llevarán la documentación a la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria.

A partir de ahí, ya solo quedaría la prueba de fiabilidad con la serie que se va a operar la línea y lo que determine el operador con las pruebas con los maquinistas. «En noviembre tendremos nuestra parte hecha».

Contenido Patrocinado

Fotos