Activada la alerta por la toxina botulínica en León por una conserva de atún de supermercados DIA

Imagen de una conserva de atún de DIA.

Las latas de atún de DIA causantes de la intoxicación, que ha afectado a cuatro personas, se han inmovilizado | Ya hay cuatro afectados en Castilla y León

SERVIMEDIALeón

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), informó este viernes de una intoxicación alimentaria por toxina botulínica detectado en una conserva de atún en aceite de girasol de la marca de supermercados DIA.

La Aesan informó de la existencia de cuatro personas afectadas que consumieron ensaladilla casera con el atún implicado en el brote y tres de las cuales ya han sido dadas de alta. Los cuatro afectados son de Castilla y León y de una misma famili residente en dos provincias diferentes, Salamanca y Zamora.

Claves

La agencia tuvo conocimiento el pasado 9 de agosto, mediante el Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (Sciri), de una notificación trasladada por las autoridades sanitarias de Castilla y León relativa a este brote de intoxicación alimentaria y ese mismo día activo la alerta a nivel nacional, localizó e inmovilizó de forma preventiva el producto implicado en la investigación epidemiológica «sospechoso» de ser el causante del brote.

El Centro Nacional de Alimentación ha analizado productos «sospechosos» y ha confirmado la presencia de toxina botulínica en la lata de atún consumida, una conserva de atún en aceite de girasol formato RO 900, de la marca DIA, con lote 19/154 023 02587 elaborado en Frinsa del Noroeste S.A. con fecha de consumo preferente 31/12/2022.

Una lata de atún y cuatro afectados

Grupo DIA informó de que hasta el momento una única lata de atún de un lote de 3.400 ha dado positivo por la presencia de toxina botulínica en el análisis efectuado por la propia marca y Sanidad, una vez que saltaron las alarmas, y fue la consumida durante una comida por cuatro castellanos y leoneses, probablemente de la misma familia, uno de los cuales permanece ingresado en observación.

Fuentes de la marca explicaron a Ical, que desconocen la localidad ni la identidad de los afectados, pero aclararon que desde el Ministerio de Sanidad, les confirmaron que «ninguna de las personas ha contraído el botulismo, que es una enfermedad que tiene una alta mortalidad de entre el cinco y el diez por ciento». Al respecto, indicaron que presentaban la toxina pero se pudo controlar a tiempo al suministrales antivirales, y ya no pueden contraer botulismo, lo que hubiese sido muy grave.

La distribuidora indicó que una vez que se detectó el brote en el lote de atún en aceite de girasol de 900 gramos, con fecha de caducidad diciembre de 2022, fabricado por Frinsa para DIA, el pasado día 9 de agosto, cuando saltaron las alarmas, al día siguiente fue retirado de todas las tiendas por iniciativa de la cadena y de forma preventiva. Asimismo, destacaron que tras el aviso de una posible contaminación, la marca «ha estado en permanente contacto» con las autoridades sanitarias.

Responsables de DIA incidieron en que tras conocer la infección de una lata iniciaron el «proceso inverso» para tratar de desvelar cómo se pudo producir la contaminación, que según Sanidad, podría proceder de la materia prima o del proceso de envasado y esterilización, porque «Posteriormente es imposible». Así, las mismas fuentes sentenciaron que «esto nos lleva a la conclusión de que el origen esta en el proveedor, la empresa Frinsa».

Al respecto, DIA decidió retirar no sólo ese lote sino todas las latas de 900 gramos de atún de la marca DIA fabricadas por este proveedor para «no generar confusión entre los consumidores» en un momento en el que existe una enorme sensibilidad ante los problemas alimentarios en España.

Nueve comunidades

Sanidad informó que todo el producto fue distribuido por la plataforma DIA a establecimientos de las comunidades autónomas de Asturias, Castilla y León, Cataluña, Aragón, La Rioja, Murcia, Navarra, Castilla-La Mancha y Valencia, donde se ha procedido a la inmovilización y retirada de los productos afectados.

Tras precisar que no hay constancia de más afectados, el departamento de María Luisa Carcedo insistió en su recomendación a las personas que tengan en su domicilio dicho producto que se abstengan de consumirlo y lo devuelvan al punto de venta.

Por su parte, la empresa DÍA se ha comprometido a recuperar el producto implicado que pueda estar en posesión de sus clientes.

Temas

León