León cocina con té japonés

El té Kabuse sencha utilizado para una receta de trucha maridada./
El té Kabuse sencha utilizado para una receta de trucha maridada.

El espacio de coworking Vía Factum en León acoge un proyecto de vida saludable en el que se imparte un taller en el que los asistentes han podido comprobar la magia que crea en la cocina la fusión entre el té y los productos de la tierra

INÉS SANTOS

El espacio de coworking Vía Factum en León acoge un proyecto de vida saludable en el que se impartirán diferentes charlas y talleres. En el primero de ellos, los asistentes han podido comprobar la magia que crea en la cocina la fusión entre el té y los productos de la tierra.

La curiosidad de Verónica Hegar y sus viajes por Japón han traído la novedad del té a la cocina de Yolanda y Juanjo, del restaurante Pablos. «Al volver de Japón conocí a Juanjo y a Yolanda y probamos los tés para ver cómo cuadran en la cocina que ellos hace», así explica Verónica el principio de su relación.

«Cuando les presente el producto le plantee a Juanjo que él te se puede comer y antes de acabar él se lo estaba comiendo. Me pareció el mejor comienzo», añade la sommelier.

La charla comienza con un primer contacto con el té, olores y sabores antes de ser infusionado, mientras Verónica Hegar explica las posibilidades de esta infusión que en España sólo se utiliza bebida. «En Japón se consume habitualmente en los platos y el sabor que te da es completamente diferente a los sabores que nos encontramos en España», concluye antes de que Juanjo comience con las recetas.

La combinación perfecta

Los asistentes a este taller aprendieron como los buenos tés se pueden infusionar hasta tres veces y recibir sabores y sensaciones diferentes en cada una de sus versiones. Además degustarán dos recetas de Juanjo en las que los productos leoneses combinan a la perfección con los sabores del té.

El té Genmaicha fue utilizado con una combinación de queso de cabra procedente de Ponferrada y un arroz tostado. Una mezcla que le da una textura muy cremosa al postre y un sabor único que no se consigue con otro elemento de la cocina.

Por otra parte, Juanjo mostró un aliñado de trucha marinada con té Kabuse sencha, el cual hay que infusionar tres veces y lo que se utiliza para la receta es la propia planta.

Una jornada de cocina saludable muy innovadora en la que se han aprendido las posibilidades de los productos de la tierra con el té de oriente y que ha dejado con muy buen sabor de boca a los asistentes.

 

Fotos