https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

León se sumará al Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía que obliga a reducir la emisiones de CO2 un 40% en 2030

El Ayuntamiento tiene dos años para hacer un diagnóstico de la situación y establecer las medidas a adoptar

ELENA F. GORDÓN

El Ayuntamiento de León ve conveniente sumarse al Pacto europeo de Alcaldes por el Clima y la Energía (Covenant of Mayors), una alianza de ciudades y gobiernos locales comprometida con el cambio climático que representa más de 600 millones de habitantes y más del ocho por ciento de la población mundial.

Así lo avanzó hoy el portavoz del equipo de Gobierno, Fernando Salguero, quien comentó que el Consistorio dispone de un plazo de dos años para elaborar un proyecto que presente un diagnóstico de la situación del municipio y que estableza las medidas a llevar a cabo para mejorarla. Se trata, comentó, de actuar en ámbitos diversos que van desde el transporte urbano a las emisiones de los edificios municipales o a la iluminación.

Medidas económicas como ventajas fiscales para vehículos no contaminantes o la habilitación de puntos de carga para los vehículos eléctricos son otras de las actuaciones que pueden plantearse dentro de ese paquete de iniciativas que los técnicos del Consistorio establecerán para cumplir los objetivos de mejora del medio ambiente y lucha contra el cambio climático.

Considerada por el comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete como la iniciativa urbana más grande del mundo en materia de clima y energía, el Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía agrupa a miles de autoridades locales y autonómicas que asumen el compromiso voluntario de aplicar en sus territorios los objetivos climáticos y energéticos de la Unión Europea.

Los firmantes aceptan reducir las emisiones de CO2 en al menos un 40 por ciento de aquí al año 2030 y adoptar un enfoque integral para abordar la atenuación del cambio climático y la adaptación a éste. El lanzamiento del Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía tuvo lugar meses después de la histórica Conferencia sobre el cambio climático celebrada en París, donde las ciudades tomaron protagonismo en la promoción de un gran acuerdo mundial sobre el clima.