https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

El Ayuntamiento impulsa la recogida selectiva de residuos bajo advertencia de posibles sanciones

De izq. a dcha: Pedro Llamas, Ana Franco y Juan José Hidalgo./
De izq. a dcha: Pedro Llamas, Ana Franco y Juan José Hidalgo.

El Consistorio inicia una campaña para realizar correctamente la selección de basuras especialemnte en el Barrio Húmedo y en La Lastra, donde se usa el sistema neumático de recogida

REBECA PASALODOSleón

Complicidad es la palabra clave. Complicidad y compromiso por parte de vecinos, hosteleros y comerciantes es lo que pide el Ayuntamiento de León para una efectiva y correcta recogida de basuras que, no solo sirva para un correcto reciclaje, sino que además evite los distintos inconvenientes que derivan de un uso deficiente.

Bajo esa premisa, el consistorio leonés inicia una campaña informativa sobre el correcto uso de la recogida selectiva de basuras con el sistema neumático que está instalada en el Barrio Húmedo y en La Lastra.

La campaña ha sido presentada por la concejala de Medio Ambiente y Urbanismo, Ana Franco; el concejal de Comercio, Consumo y Fiestas, Pedro Llamas, y el representante de la empresa Envac, Juan José Hidalgo.

El sistema neumático de recogida de residuos se basa en una estructura que comienza en superficie con los buzones en los que se recogen dos segmentos distintos de basura: residuos orgánicos y envases, cada uno de estos segmentos, en un buzón distinto.

Una vez vertido cada residuo en su buzón correspondiente, una estructura subterránea de tuberías lleva el contenido hasta la central de recogida impulsado por aire.

La campaña incide mucho en lo que se puede echar en cada uno de estos buzones, pero sobre todo en lo que no, ya que cierto tipo de elementos como el vidrio, estropean el sistema. Por eso, Ana Franco ha adelantado que se pretende informar correctamente a ciudadanos, pero especialmente a hosteleros y comerciantes, para que realicen la separación de basura de forma adecuada, ya que a partir de esta campaña se empezará a sancionar el mal uso del sistema con multas que oscilarán entre los 50 y los 900 euros.

Cómo usar el sistema

En los buzones de recogida neumática se pueden echar:

- En el que está indicado para residuos orgánicos se pueden depositar solamente restos de comida y no se pueden echar plásticos, vídrios o papel.

- En el que está indicado para envases se pueden echar plásticos, latas y bricks, y no se pueden verter residuos orgánicos, vídrio o papel

Franco ha insistido mucho en la importancia de lo que no se puede echar en estos buzones, ya que el vídrio, los objetos largos como palos de escoba o restos de obras, carbón, etc., ya que el sistema no está preparado para arrastrar estos restos y estropean la mecánica.

Según Hidaldo, en 2015 se prodrujeron tres indicencias que obligaron a parar el sistema durante tres horas con el consiguiente gasto extra en tiempo, energía y dinero. En concreto, detalla, «en una ocasión una mujer echó sacos de carbón a uno de los buzones. Hubo que duplicar la potencia del sistema de aire comprimido y parar el sistema para limpiar las tuberías», relata.

También se ha recordado que hay que evitar dejar bolsas fuera de los contenedores.

Ana Franco ha recordado que para el resto de objetos no descritos en los casos anteriores existen contenedores propios y sistemas distintos de recogida: contenedores verdes, para el vidrio; azules, para el papel y cartón; naranjas, para el aceite doméstico usado; buzones específicos para ropa y calzado; contenedores para pilas en los paneles informativos; contenedores para medicamentos en las farmacias, así como recogida de enseres gratuita realizada por el propio Ayuntamiento.

El problema del vídrio

Llamas ha explicado que la difusión de esta campaña «viene dada porque la recogida de vidrio no se está realizando de forma correcta en el Barrio Húmedo». El edil ha explicado que se han movido los contenedores para este tipo de material para reducir el impacto visual especialmente en una zona histórica y visitada por multitud de turistas. Aun así, ha recordado que no hay más de 100 metros de distancia entre uno y otro 'iglú' para el vidrio, lo que está en la media, ya que en la mayoría de las ciudades están entre 80 y 150 metros.

Para la difusión de esta campaña se han realizado 500 trípticos informativos que se repartirán por estas dos zonas de la capital, se realizarán visitas puerta a puerta en los establecimientos, se contactará con las asociaciones de hostelería, se pondrán carteles indicativos y se activará un código QR con toda la información.

Para cualquier duda con respecto a cómo y dónde se puede verter algún tipo de residuo concreto se puede consultar en los teléfonos municipales 987208308 o 987895459. También en la web del Ayuntamiento: http://www.aytoleon.es/es/ayuntamiento/areasmunicipales/medioambiente/calidadambiental/residuos/Paginas/residuos.aspx