La Plataforma de Bomberos Profesionales urge una red de parques con plantillas «bien dimensionadas»

El colectivo recuerda que la ley dice que “es deber de la Diputación dar este servicio” y prestarlo “en condiciones” sin dar a unos ciudadanos más cobertura que a otros

ICALleón

La Plataforma de Bomberos Profesionales de Castilla y León lamentó el martes la pérdida de la factoría de Embutidos Rodríguez y la repercusión que ello pueda tener en los puestos de trabajo de los ciudadanos de la comarca de Astorga y La Bañeza. Igualmente, reclamó a la Diputación de León la creación de una red de parques profesionales en la provincia, con plantillas bien dimensionadas de entre 20 y 22 bomberos profesionales que ofrezcan sus servicios 24 horas diarias los 365 días del año, al tiempo que difundan la prevención por sus respectivas zonas.

Según informó este colectivo a través de un comunicado, la Diputación de León necesita invertir un mínimo de su presupuesto anual para este fin porque si la extinción de incendios y el salvamento se dejan en manos de la improvisación y la buena voluntad, el incendio de Embutidos Rodríguez no será la última mala noticia en las vidas y los negocios de los leoneses.

A juicio de los integrantes de la plataforma, la demora en iniciar una red de parques de bomberos profesionales en la diputación de León se va cobrando damnificados y a la fábrica de Embutidos Rodríguez hay que sumar los incendios que calcinaron cuatro casas a principios de mayo en Astorga o anteriormente una fábrica de patatas en Riego de la Vega. Estos hechos ponen de manifiesto lo que la plataforma viene reclamando desde hace dos años, como es la necesidad de un parque de bomberos profesional, un servicio de extinción de incendios y salvamento profesional y funcionario en la zona.

El colectivo exige esta infraestructura porque la ley dice que es deber de la Diputación dar este servicio y prestarlo en condiciones sin dar a unos ciudadanos más cobertura que a otros; porque la Ley de Protección Ciudadana de Castilla y León establece que los intervinientes esenciales en prevención, incendios o rescates deben ser bomberos profesionales y porque los Servicios de Extinción de Incendios y Salvamento, además de estas funciones tienen como función la prevención, que es fundamental en las zonas rurales.