Las Cortes de León refuerzan el papel del Procurador Común

El Procurador del Común a su llegada a San Isidoro./
El Procurador del Común a su llegada a San Isidoro.

Consenso político para reforzar el papel de un organismo «independiente» y que refleja la realidad de Castilla y León pero críticas de la oposición «ante una Junta que da la espalda a todo lo que no lleve el sello del PP»

A. CUBILLAS / N. BARRIO

El pleno conmemorativo de la celebración de las primeras Cortes en el marco del claustro de la Real Colegiata de San Isidoro ha servido para reforzar la figura y el papel del Procurador del Común que ha conseguido lo imposible: el consenso y apoyo de la totalidad del plenario.

Un organismo que con su independencia y perseverancia muestra la verdadera realidad de Castilla y León así como los problemas de la ciudadanía y no, según destacó Luis Tudanca, ese país de las maravillas que "algunos nos quieren vender".

El líder autonómico del PSOE recordó que han sido 20 años cargados de hitos los que avalan la trayectoria del Procurador del Común que, si bien, aún tiene un largo camino "en el que constancia e llegará a alguna parte".

No es de extrañar que desde Ciudadanos aboguen por reforzar la figura del Procurador del Común para defender a aquellos funcionarios que destapen casos de corrupción. Así lo señaló su portavoz Luis Fuentes que aplaudió el afán de este organismo por lograr el cumplimiento de la transparencia en las administraciones y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos de la Comunidad.

En cualquier caso, Fuentes remarcó que de nada servirá la figura del Procurador del Común si desde la Junta de Castilla y León "siguen aplicando su rodillo, sin escuchar a la oposición y viviendo de espaldas a todo aquello que no lleve el sello del PP. Le deseo más suerte que la nuestra Procurador".

Muestra de ello, según continuó el procurador de la UPL, Luis Mariano Santos, es la aparición de gorgojos en los comedores escolares que se "saldó con un tirón de orejas" o la grave situación de escolares, como en el centro de Los Adiles de Villaobispo de las Regueras.

En cualquier caso, aplaudió la labor del Procurador del Común "en una comunidad desafortunada" no así la de la Junta de Castilla y León que "cuando se trata de la Región Leonesa siempre llegan tarde, mal y nunca".

Por su parte, Pablo Fernández, portavoz de Podemos, valoró de forma positiva el trabajo del Procurador del Común que, si bien, apuntala "la exigencia de acercar las administraciones a los problemas de la ciudadanía, ya que es un cauce ideal de actuación y arbitraje". Sobre los datos que arroja dicho documento, alegó que "nos demuestra qué puntos la Junta es incapaz de remover, pero su intervención [la del Procurador] nos convoca a hacer política".

Los Ciudadanos

En una Comunidad en la que "da la impresión de que los ciudadanos solo son portadores de obligaciones", el de Podemos defiende que "las quejas atienden a la inacción del grupo político que gobierna desde hace muchos años, trayendo a estas Cortes alguno de los aspectos más oscuros de su gestión".

Una labor, la del Común, que también quiso agradecer José Sarrión, portavoz de IU, que consideró "muy importante un organismo que nos da elementos que nos permiten tener una fuente de información más".

El portavoz de los populares, Carlos Fernández Carriedo, cerró el turno de intervenciones en la misma línea que el resto de sus compañeros, mostrando su apoyo y respaldo a la labor del Procurador del Común que "ha favorecido la participación democrática".

En cualquier caso y frente a las críticas de la oposición, Carriedo defendió el trabajo de la Junta, que recibe "miles de quejas pero que proporciona mil soluciones" y animó al Procurador a seguir con su trabajo, y a los ciudadanos a "utilizar este cauce", esgrimió el "liderazgo" de Castilla y León en lo que a servicios públicos se refiere, lo que aclaró que es "un mérito de todos".

Informe del Procurador

Precisamente, Javier Amoedo dio cuenta este miércoles el de las actuaciones de la institución durante el 2015 en el que hubo una colaboración aceptable por parte de las administraciones aunque con la constatación de que algunas no responde con la diligencia necesaria o proporcionan la información suficiente.

Un balance que deja 4.329 quejas y 36 expedientes de oficio, de las que 1.212 afectan a la provincia de León y cerca de 3.000 se realizan sobre la gestión de la administración autonómica. Educación es el área que mayor número de quejas aglutina seguida de Sanidad y Fomento en un año en el Común constata aún la falta de transparencia en la función pública.

Una cita en la que defendió su posición como defensor de la ciudadanía con imparcialidad y solicitó a todos los partidos políticos que desde la integridad trabajen con generosidad y consenso para consenso para llevar a cabo con celeridad y eficacia las demandas que exigen los ciudadanos de nuestra comunidad