Los grupos ven el pleno en León como un homenaje a la cuna del parlamentarismo

Reunión de la Mesa y la Junta de Portavoces de las Cortes de Castilla y León./
Reunión de la Mesa y la Junta de Portavoces de las Cortes de Castilla y León.

El Parlamento de la Comunidad celebrará la primera sesión ordinaria fuera de su sede oficial el próximo 4 de mayo en la Real Colegiata de San Isidoro

R. Valtero

Los grupos representados en las Cortes de Castilla y León consideran que la celebración, el próximo 4 de mayo, del pleno del Procurador del Común en la Real Colegiata de San Isidoro es un homenaje a la ciudad leonesa como cuna del parlamentarismo, que data cuando acogió unas Cortes en 1188.

La Junta de Portavoces de las Cortes acordó, en su sesión de este viernes, que la Real Colegiata Basílica de San Isidoro acoja el próximo miércoles el pleno ordinario en el que el Procurador del Común, Javier Amoedo, expone el informe de la institución de 2015, debate que se adelanta a mayo sobre años anteriores que se celebraba en septiembre.

Es un homenaje a la ciudad de León y a la historia del parlamentarismo de Castilla y León, de España y de Europa, afirmó el socialista José Francisco Martín, el primero en comparecer tras la Junta de Portavoces, argumento esgrimido después por José Sarrión (IU), Luis Fuentes (Ciudadanos), Pablo Fernández (Podemos) y Carlos Fernández Carriedo (PP).

Se trata del primer pleno ordinario de las Cortes de Castilla y León que se celebra fuera de la sede oficial, antes el Castillo de Fuensaldaña y ahora Villa de Prado en Valladolid, recordó José Francisco Martín, mientras que José Sarrión incidió en que ese símbolo no tiene sentido si no se acompaña de políticas reales. De qué sirve celebrar plenos fuera, si no se aporta nada, ni hay políticas reales, remachó.

Como leonés, Pablo Fernández expresó su satisfacción y orgullo por que San Isidoro acoja el pleno del Procurador del Común y trazó un paralelismo entre lo que significaron las Cortes de 1188, en las que por primera vez se dio voz al estamento bajo del pueblo, con el momento actual en que los ciudadanos irán de nuevo a las urnas para desbloquear la falta de acuerdo entre los partidos para formar Gobierno.

El portavoz del Grupo Popular, Carlos Fernández Carriedo, afirmó que el pleno sirve para el reconocimiento del trabajo de la institución del procurador del Común, subrayó que sus conclusiones se reflejan en el informe que se debate en las Cortes y abogó por estar atentos a sus recomendaciones para mejorar.

Informe de 2015

El informe de 2015, entregado en las Cortes el pasado 14 de marzo, recoge que se duplicaron las quejas hasta las 4.329 sobre las 2.052 del ejercicio anterior, debido a las 1.752 recibidas para la apertura de una unidad concertada en el colegio Corazón de María de Palencia, cuya clausura es legal según explicó Javier Amoedo.

Otra de las novedades del informe del año pasado está en que, por primer vez, León no es la provincia con más quejas (1214), sino que la supera Palencia con 1616, seguida de Valladolid (540), Burgos (276), Salamanca (139), Segovia (118), Ávila (94), Zamora (68), Soria (50) y Otras (213).

Por áreas, 236 corresponden a Función Pública, 355 a régimen jurídico de las corporaciones locales, 461 a Fomento, 314 a Medio Ambiente, 2314 a Educación, 36 a Cultura, Turismo y Deportes, 133 a Industria, 27 a Agricultura y Ganadería, 122 a Familia, 81a Sanidad y Consumo, 30 a Justicia, 90 a Interior, Extranjería y Emigración y 130 a Hacienda.

A la Administración autonómica se dirigieron 2.973 (69 por ciento) de las quejas recibidas y a la local 1.144 (26 por ciento), de ellas 1.007 (88 por ciento) a los ayuntamientos, 30 a las diputaciones (tres por ciento), 98 (nueve por ciento) a las entidades locales menores, ocho (uno por ciento) a las mancomunidades y una a otras.

El Procurador del Común dictó 944 resoluciones en 2015, de las que 395 (40 por ciento) se archivaron por inexistencia de irregularidad y 599 (60 por ciento) en las que se formuló una recomendación o sugerencia a la Administración. A 31 de diciembre de 2015, fueron contestadas 422, de las que 285 (68 por ciento) se aceptaron, 45 (11 por ciento) lo fueron parcialmente y 92 (22 por ciento) no se aceptaron.