Los médicos de familia de León atienden a una media de 32 pacientes al día

Los médicos de familia atienden en León a una media de 32 pacientes diarios./
Los médicos de familia atienden en León a una media de 32 pacientes diarios.

La media de atención en la zona del Bierzo se eleva hasta los 39 pacientes | La Consejería de Sanidad prevé que la receta electrónica disminuya la tarea administrativa

ICAL

Los médicos de Atención Primaria, que trabajan en los centros de salud y en el primer nivel asistencial en Castilla y León, atendieron a una media de 31,47 pacientes al día a lo largo de 2015, lo que supone 1,6 más que el año anterior. Son, sin duda, los profesionales sanitarios con más presión asistencial puesto que los pediatras de la Comunidad pasan 21,16 consultas diarias y el personal de enfermería asiste cada jornada a 16 usuarios. Precisamente, el colectivo de las enfermeras es el único que ha reducido las visitas, con casi dos personas menos en ese periodo.

El aumento de la presión asistencial está relacionado con el incremento de la frecuentación o el número de visitas por paciente al año. No en vano, este indicador recoge que los castellanos y leoneses acuden a su facultativo de cabecera una media de 9,3 veces por año. Es un punto más que en 2014 cuando fue del 8,1. Lo mismo ocurre con las consultas de Pediatría, con 5,7 visitas al año frente a los 4,7 del ejercicio anterior. En cambio, en la línea de la bajada experimentada en las consultas de Enfermería, los usuarios visitan a estos profesionales una media de 3,5 frente a los 3,8 de 2014, según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad a la Agencia Ical.

El número de visitas por paciente a la consulta del médico de familia en la Comunidad al año es el mayor de España con tres puntos por encima de la media nacional. Un hecho que está relacionado con el envejecimiento de la población puesto que las personas mayores requieren de más cuidados por su estado de salud. El informe del Ministerio de Sanidad recoge que la frecuentación en 2012 en el conjunto del país fue del 5,31 y Castilla y León estaba ese año por delante de territorios como Castilla-La Mancha (7,79), Extremadura (7,47) y La Rioja (6,93). Por contra, las regiones que menos acuden a su centro de salud eran Cataluña (3,59 pacientes al año), Baleares (3,94), Navarra (4,54) y País Vasco (4,67).

El director general de Asistencia Sanitaria de la Junta, José Jolín, destaca la apuesta de la Consejería por una Atención Primaria de calidad, que al ser el primer nivel asistencial debe resolver el 90 por ciento de las consultas para lo que es necesario que cuente con medios mientras que la Sociedad Castellano y Leonesa de Medicina Familiar y Comunitaria (Socalemfyc) reclama aumentar la oferta de plazas y mejorar las condiciones del trabajo.

Socalemfyc apunta que la masificación de las consultas médicas en los últimos años ha traído consigo una disminución de los tiempos de atención a los pacientes. La organización profesional reclama un tiempo mínimo de 10 minutos con cada paciente. Cuando la presión asistencial es tan elevada, las agendas no se pueden adoptar a estos tiempos y por ello es frecuente que los facultativos vayan tarde sobre la hora citada con el único objetivo de prestar una atención de calidad, explican fuentes de la sociedad.

José Jolín declara a Ical que, en la actualidad, cada médico puede destinar entre 8 y 9 minutos por paciente, que aumenta hasta los 14 en el caso de los pediatras. Además, avanza que la implantación de la receta electrónica disminuirá la tarea administrativa de un facultativo entre un 10 y un 15 por ciento. Es una caída que ya se observa en algunos de las áreas donde ya funciona el nuevo sistema puesto que el director general de Asistencia Sanitaria declara que hay muchos pacientes crónicos, con una elevada frecuentación, que acuden a la consulta para continuar con su tratamiento y recoger su receta. De esta manera, precisa, cada consulta podrá aumentar hasta los diez minutos.

Diferencias entre áreas de salud

La presión asistencial que sufren los facultativos de Castilla y León varía mucho entre las áreas de salud de Atención Primaria, con diferencias de hasta 13 puntos entre la más alta que está en El Bierzo (León), con 39,42 pacientes al día, y las más bajas en las provincias de Segovia y Soria, con 26,40 usuarios en cada caso. La presión de los médicos generalistas que trabajan en El Bierzo ha aumentado 2,4 puntos en solo un año.

Por detrás, aparece el área de Ávila (33,28), León (32,82) y Salamanca (32,05). Burgos (31,91), Valladolid Este (31,73) y Valladolid Oeste (31,52) están en la media regional. En cambio, Palencia (30,57) y Zamora (30,12) se sitúan por debajo. Todas las áreas de la Comunidad, sin excepción, experimentan incrementos entre 2014 y 2015 aunque hay casos como el de la provincia de Palencia, donde aumenta casi tres puntos o por encima de dos en Valladolid.

Socalemfyc considera que una presión asistencial media de 31 pacientes al día es bastante alta y por encima de las recomendaciones de los organismos nacionales e internacionales que hablan de un máximo de 25. Además, hace hincapié en las diferentes realidades existentes en Castilla y León puesto que nada tiene que ver el cupo de un médico del ámbito rural, con pocas cartillas pero que requiere de mucho tiempo para los desplazamientos entre los pueblos, con el facultativo de una ciudad que atiende a muchos más pacientes.

La organización recuerda que la atención ha cambiado en los últimos años por la complejidad de los cuidados en los pacientes crónicos, el incremento de las tareas relacionadas con temas sociales, las actividades de prevención y promoción de la salud y la asunción de tareas que antes se realizaban en el hospital. También rubrica que cada vez hay más personas mayores en la consulta que precisan de más cuidados pero disminuye el tiempo para atenderlos. De ahí, la necesidad de contar con plantillas más dimensionadas a la actividad asistencial.

Menos cartillas por profesional

El director general de la Consejería recuerda que Castilla y León cuenta con 1,1 médicos de familia por cada mil habitantes frente a la media del Sistema Nacional de Salud (SNS) que es de 0,76 y por encima de comunidades similares a la región como Galicia y Castilla-La Mancha (0,82). También recuerda que cada facultativo tiene asignadas 925 cartillas, la menor proporción del SNS que está con 1.372.

Los datos son también positivos en cuanto a Pediatría al contar cada profesional de la Comunidad con 915 cartillas frente a las 1.043 en el conjunto de España. Tenemos una plantilla adecuada a la población que atendemos y eso que está el problema de la extensión del territorio y la dispersión de la población, sentencia José Jolín.

La presidenta de Socalemfyc, Elvira Callejo, asegura que la presión asistencial se calcula al dividir el número de consultas atendidas entre el número de profesionales que tiene el centro de salud pero no tiene en cuenta las acumulaciones de médicos por permiso y bajas laborales. De ahí que asegure que la presión asistencial real sea mucho mayor. Un extremo que niega Jolín al apuntar que ese indicador incluye la media de todas las consultas, aunque sean tarjetas de otros profesionales del centro de salud. Además, reconoce el esfuerzo de Sacyl que el año pasado incrementó la sustitución de personal sanitario pese a las complicaciones para encontrar profesionales.

Preguntada Callejo por si hay un uso desmesurado de los recursos sanitarios, considera que algunas consultas se podrían evitar con una adecuada educación en autocuidados de problemas menores. Explica que, sobre todo, son las de tipo administrativo. Llevamos años con la reivindicación de desburocratizar la consulta, asevera. Algo con lo que coincide el director general de Asistencia Sanitaria y otro paso más para conseguir este objetivo es el cambio normativo de la incapacidad temporal.

En todo caso, la presidenta de la Sociedad de Medicina Famiiar lamenta que su aplicación ha sido una oportunidad perdida porque debería haberse realizado con más criterios clínicos. Nos exigen informes innecesarios y perdemos mucho tiempo en la elección de la ocupación del paciente, reconoce la profesional. Cita, por ejemplo, los justificantes de asistencia y/o ausencia laboral-escolar por motivos de salud, las interconsultas o derivación a otros niveles, la solicitud de pruebas complementarias y la redacción de informes.

José Jolín apuesta por incidir en la educación de la ciudadanía, donde debe jugar un papel importante la consulta de Enfermería con actuaciones preventivas, autocuidados y resolución de problemas menores de salud así como mejorar la formación. Es un profesional que tiene una importante capacidad resolutiva, manifiesta.

También hay considerables variaciones en la presión asistencial que tienen los pediatras casi cinco puntos de diferencia entre las áreas de Valladolid Oeste (22,79), Ávila y El Bierzo (22,63) y las de Segovia y Soria (17,99). En cuanto a Enfermería, Valladolid Este (19,57 pacientes al día) y Oeste (18,78) aparecen muy por encima de la media autonómica, seguida de El Bierzo (17,74) mientras que en el lado opuesto están Salamanca (13,23) y Zamora (13,12).