Rey niega que se dieran «indicaciones» a los tribunales examinadores a maestros

Considera que se trata de «ciertos indicios» que la sentencia no concreta y recuerda que se trata de «una situación muy iniciaria»

ICAL

El consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Fernando Rey, negó hoy que desde su departamento se diera «algún tipo de indicación o instrucción» a los tribunales que examinaron a los opositores a maestros en la convocatoria de 2009, tal y como recoge la sentencia del Tribunal Supremo, que obliga a Educación a volver a baremar a parte de esos candidatos.

El consejero, quien realizó estas declaraciones momentos antes de participar en el décimo aniversario de la Escuela Profesional de Danza de Castilla y León, indicó que la Consejería acata el contenido de la sentencia y procederá a cumplirla en sus estrictos términos, si bien está estudiando si recurre o no.

Según sostuvo, en la sentencia se indica que «a partir de ciertos indicios que no se concretan en la sentencia, alguna autoridad de la Consejería, que tampoco se concreta, habría dado unas instrucciones, que tampoco se concretan en la sentencia, a los tribunales».

Fernando Rey recordó que se trata de «una situación muy iniciaria» que «no permite considerar que estamos en presencia de algún tipo de irregularidad», aunque matizó que cumplirán con las resoluciones del juez.

Además, quiso lanzar un mensaje de «tranquilidad y seriedad» a los candidatos a la oposición de maestros, que se celebra este año, en el sentido de «garantizar completamente la imparcialidad de los tribunales».