https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

La mitad de los universitarios leoneses prefieren trabajar en una empresa que crearla

La mitad de los universitarios leoneses prefieren trabajar en una empresa que crearla

La encuesta impulsada por Educa 2020 y Fundación Axa muestra que los estudiantes de Castilla y León tienen menos carácter emprendedor que la media nacional

CARLOS TABERNERO

Cerca de la mitad de los estudiantes universitarios de Castilla y León prefiere trabajar en una empresa frente a un diez por ciento que prefiere crearla, según una macroencuesta entre alumnos de universidad impulsada por Educa 2020 y la Fundación Axa y realizada por GAD3, presentada hoy en Salamanca y que muestra que los estudiantes de la región «tienen menos carácter emprendedor» que la media nacional, afirmó el presidente de Educa 2020, el periodista Fernando Jáuregui.

Y es que en Castilla y León, un 28,9 por ciento de los 1.125 estudiantes encuestados apuestan por trabajar en una multinacional al finalizar sus estudios universitarios, a los que hay que sumar el 19,9 por ciento que quiere pertenecer a una pyme. También son partidarios de trabajar por cuenta ajena el 23,1 por ciento de los castellano y leoneses que apuestan por la función pública para su futuro profesional.

Frente a ellos, solo un 10,1 por ciento quiere montar su propia empresa, a los que habría que unir el 2,5 por ciento de estudiantes que trabajan como autónomos o 'freelance' y al 0,8 por ciento que pretende continuar con su negocio familiar. Cierra la encuesta el 1,9 por ciento que busca otro tipo de trabajo, como el de las ONGs o la cooperación internacional al desarrollo, y el 12,8 por ciento que aún no tomó una decisión.

Dentro de los llamados emprendedores, el sector ideal para desarrollar su idea de negocio en Castilla y León, al menos según su percepción, es en agricultura y ganadería, industria y construcción, ingeniería, marketing, publicidad y diseño, y servicios profesionales y consultorías. Además, y en general, la motivación principal para trabajar es hacerlo en algo relacionado con sus estudios y lo que menos valoran es trabajar en otro país.

Los datos, principalmente los primeros, divergen sensiblemente de la media nacional de una macroencuesta realizada sobre más de 9.000 alumnos de las que 8.600 fueron consideradas válidas. Y es que «las tendencias innovadoras y emprendedoras de los estudiantes» muestran que uno de cada cinco universitarios quiere crear una empresa al finalizar sus estudios, concretamente un 18,8 por ciento al que se une un 1,2 por ciento que quiere continuar con el negocio familiar, y un 3,4 por ciento que quiere trabajar como autónomo o 'freelance'.

Frente a ellos, y en el conjunto de la media nacional, el 25,2 por ciento quiere trabajar en la función pública, una «reducción considerable» con respecto a las encuestas de hace algo más de cuatro años que indicaban que en torno al 70 por ciento de los jóvenes españoles «querían ser funcionarios», tal y como manifestó Fernando Jáuregui. Después, un 22,6 por ciento prefiere trabajar en una multinacional, un 11 por ciento en una PyMe y un 14,4 por ciento aún no ha tomado una decisión.

Los resultados del estudio, que «es un paso más en un trabajo más grande sobre universidades y emprendeduría» para conocer «más en profundidad la capacidad emprendedora de las nuevas generaciones», manifestó el director de la Fundación AXA, Josep Alfonso, «invitan a la reflexión». Y es que la muestra indica que esta es «una de las generaciones de jóvenes con menos expectativas laborales» y por ello manifestó su deseo por crear «un clima adecuado» desde las empresas para impulsar las expectativas.

En ese sentido, enmarcó el presidente de la Fundación Bases y catedrático de la Universidad de Salamanca, Alberto de Miguel, la creación del Grado en Gestión de Pequeñas y Medianas Empresas, que responde a la demanda de «apoyo a los emprendedores» en su faceta más primigenia, aunque señaló que los estudiantes «no asumen el papel aún de ser emprendedores, ni siquiera los de este Grado».

Matizó, no obstante, que los resultados de la encuesta manifiestan el «comienzo del cambio» y que frente al miedo inherente porque «92 de cada cien proyectos que se emprenden, fracasan», hay que acabar con «la falta de apoyo institucional», principal dificultad para emprender, tal y como se desprende también de la macroencuesta.

Al desayuno informativo, además de Jáuregui, Alfonso y De Miguel, acudió el concejal de Economía y Empleo del Ayuntamiento de Salamanca, Enrique Sánchez Guijo, quien destacó, además de la trayectoria profesional de Jáuregui, el nuevo paso, a través de Educa 2020, por el «fomento del emprendimiento, un sector de futuro».