Ángeles de la guarda

Los voluntarios de Protección Civil posan en San Marcelo con Antonio Silván y Fernando Salguero./
Los voluntarios de Protección Civil posan en San Marcelo con Antonio Silván y Fernando Salguero.

Los voluntarios de Protección Civil han sido los protagonistas de una celebración del decimoquinto cumpleaños de este cuerpo en el que les ha acompañado la UME y el 112 Castilla y León

REBECA PASALODOSleón

Quince años de servicio voluntario, solidario y comprometido. Quince años son los que cumple Protección Civil de León velando por la seguridad de los ciudadanos que se han celebrado en la mañana del sábado con una demostración práctica con efectivos de la UME y del 112 de la Junta de Castilla y León en la céntrica plaza de San Marcelo.

en imágenes

El alcalde de León, Antonio Silván, junto con el concejal del Seguridad y Movilidad, Fernando Salguero, han acompañado a los 108 efectivos que forman el cuerpo de Protección Civil en León, en una fecha en la que no solo se celebra su aniversario sino que también se festeja el Día Mundial de Protección Civil. Ambos ediles les han agradecido el «trabajo solidario y voluntario» que realizan desde que se constituyeron en 2001 y realizaron aquella primera intervención, en 2002, en la cabalga de los Reyes Magos.

Con un espectacular despliegue, la plaza de Las Palomas ha atraído las miradas y la curiosidad de todo aquel que paseaba por los alrededores ya que, en esta jornada festiva, quien lo quisiera podía montarse en los vehículos oficiales y conocer desde dentro el trabajo desde el Puesto de Mando desplegable del 5º Batallón de Intervención de Emergencia, con base en Conde de Gazola, en Ferral del Bernesga, o ver cómo es un hospital de campaña desde dentro.

Una larga cola para entrar en el vehículo Menorca, que alberga este Puesto de Mando desplegale, anticipa el interés que suscita la labor de la UME, especialmente entre los más pequeños, que no han perdido detalle del interior de este enorme camión militar en el que se cumplía el habitual imaginario de los films militares: puestos con ordenadores divididos por áreas, pantallas con mapas y datos y todo lo necesario para trabajar y coordinar de forma autónoma una emergencia.

En total son cuatro los vehículos que esta unidad ha abierto al público en la mañana del sábado, un Menorca y un Mallorca, que forman este Puesto de Mando desplegable, y dos vehículos de transmisiones que llevan, precismanete, el nombre de León.

El trabajo de un puesto de mando

Desde este Puesto de Mando se dirigen las operaciones en emergencias de hasta Nivel 2. Dependiendo del tipo de emergencia, el Teniente Coronel puede determinar si acudir al lugar del suceso, donde se despliegan todos estos medios. El Puesto de Mando se divide en dos áreas fundamentales: el área de operaciones y el área de logística y transmisiones. Desde este vehículo, el teniente coronel, sin necesidad de moverse del sitio, tiene controlada cualquier tipo de intervención que esté en curso y puede mandar y dirigir.

El área de operaciones, con cuatro puestos, se dedica a la conducción de la operación y al control de los grupos de acción, es decir, aquellos que colaboren en la intervención: Protección Civil, Guarcial Civil, Cuerpo Nacional de Policía, etc. Asimismo, en la parte de Logística y Transmisiones, permite total autonomía a la hora de alojar o alimentar al personal o repostar los vehículos y todo aquello que suponga control de personal, abastecimiento y mantenimiento, así como el control de movimientos. Algo que es muy importante, por ejemplo, en un incendio forestal saber qué personal sale y dónde está. En la parte de transmisiones está el elemento de control y coordinación de todos los medios de telecomunicaciones y sistemas de información que se emplean en aquella intervención en curso.