Sarrión pide a la Junta que se posicione en los contratos de Embutidos Rodríguez y «hacer justicia a los 11 despedidos»

Sarrión entrega una camiseta de Embutidos Rodríguez a Herrera./Rubén Cacho
Sarrión entrega una camiseta de Embutidos Rodríguez a Herrera. / Rubén Cacho

Carriedo señala que ya existe un procedimiento de sanciones administrativas por los 'falsos autónomos' y discrepa que se trate de una situación general de las cooperativas

LEONOTICIAS

El coordinador regional de Izquierda Unida y procurador en las Cortes de Castilla y León, José Sarrión, reclamó hoy un posicionamiento de la Junta frente al sistema de contratación en Embutidos Rodríguez, en Soto de la Vega (León), para «hacer justicia a los 11 trabajadores despedidos que acudieron a la huelga para defender sus derechos». Estas condiciones son las mismas, dijo, que apunta la Inspección de Trabajo y que se refieren a la figura de 'falsos autónomos'.

La formación informó en un comunicado, de que el dirigente de IU entregó una camiseta reivindicativa de los 11 despedidos de embutidos Rodriguez, a Juan Vicente Herrera, antes de la celebración del pleno, bajo el lema 'Acuchillados Rodriguez'.

Sarrión, que tachó de «sinvergüenzas» y «delincuentes» a los directivos de la empresa, después de que ésta haya recibido ayudas millonarias de las Cortes tras el incendio de la planta en mayo de 2016, acusó a la firma mantener una «relación laboral encubierta, en fraude de ley». Los propios empleados asistieron esta tarde al Pleno de las Cortes como protagonistas de una situación «indignante», tal y como la calificó Sarrión, que «son explotados mediante figuras ilegales, sufriendo jornadas extenuantes y sueldos bajos».

Por su parte, el consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, apuntó que ya existe un procedimiento que recoge sanciones administrativas por 'falsos autónomos', «y alguna ya ha habido», y reiteró su compromiso y apoyo a los profesionales en la materia que colaboran, en el Gobierno y en la Junta, para trabajar de forma conjunta en una comisión autonómica a tal efecto. Por último, rechazó que este escenario se pueda extender «con carácter general» a todas las cooperativas, un sector con 2.000 firmas, 10.000 empleos y «creador de riqueza».