Azucarera traslada a Madrid el área administrativa de la planta de La Bañeza una semana después de trasladar su apuesta por León

Azucarera de La Bañeza./
Azucarera de La Bañeza.

Ugal-UPA asegura que el cultivo ya está todo sembrado y que presenta una buena nascencia pero será a partir del 4 de mayo cuando se conozca la reducción de producción

A.C.
A.C.León

No corren buenos tiempos para la remolacha. Un cultivo que, como consecuencia de la bajada de precios que sufre un retroceso en la provincia de León.

Al menos son las estimaciones de los sindicatos agrarios, que confirmarán sus temores en torno al 4 de mayo una vez que se cierre el plazo para solicitar ayudas a la PAC. Ahora se suma un nuevo capítulo a esta 'crisis'.

Tres semanas después de que Azucarera –a través de UGT- reafirmarse su apuesta por la planta de La Bañeza con una inversión de 10 millones de euros en cinco años, Ugal-UPA pone encima de la mesa una información hasta ahora oculta.

En la actualidad, Azucarera Ibérica ha trasladado la sección administrativa a Madrid, lo que, a juicio de Matías Llorente, se trata de un desmantelamiento parcial de la fábrica leonesa.

«Por un lado la directora general de Agronomía de Azucarera Ibérica dice unas cosas y guarda el desmantelamiento de ciertas secciones, capitalizando todo en Madrid y Barcelona, que albergan la sede social. Mucho Azucarera en la provincia pero la fiscalidad no», lamentó Llorente, que asegura que esté trasladado se hizo efectivo hace 15 días.

Una nueva 'puntilla' a un cultivo que ya está todo sembrado y que presenta una buena nascencia. Ahora habrá que esperar a conocer el balance de esta campaña, con la estimación de que en el conjunto de Castilla y León alcancen las 3.000 hectáreas.