Los líderes confirmarán el día 25 el acuerdo del Brexit en una cumbre extraordinaria

Tusk. / Afp

Tusk convoca el Consejo Europeo que validará el pacto para el divorcio del Reino Unido

SALVADOR ARROYOCorresponsal en Bruselas

En al menos dos ocasiones se han intercambiado la mañana de este jueves Michel Barnier, negociador principal del Brexit por la UE, y Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, el pesado y voluminoso Acuerdo de Salida de 585 páginas. La primera, en una reunión privada, antes de la ocho de la mañana. La segunda, apenas media hora después, en el inicio de una declaración institucional en la que Tusk ha señalado que el próximo 25 de noviembre, domingo, a partir de las 9.30 horas, los Jefes de Estado y de Gobierno se reunirán en Bruselas en la cumbre extraordinaria que «formalizará» el «progreso decisivo» alcanzado en los últimos días, una vez que ha obtenido el respaldo del Gabinete de Theresa May.

«¿Lo ha leído?» se le lanzó al polaco antes de tomar la palabra en la sala de prensa de la sede de la Comisión Europea. «Casi todo», respondió. Tenía ya en sus manos el 'tocho' y posaba junto a Barnier ante los fotógrafos. «No comparto el entusiasmo de May» por el Brexit, dijo a renglón seguido. Ya en la declaración sin preguntas, se refirió al procedimiento que se activa a partir de este momento. En realidad desde la noche del miércoles, cuando Barnier anunció su intención de compartir con el Parlamento Europeo las conclusiones del acuerdo de forma inminente de cara también a conseguir el necesario respaldo de la Eurocámara.

«Haré todo lo posible para que la despedida sea lo menos dolorosa posible, para vosotros y para nosotros» Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo

De forma simultánea, a lo largo de la próxima semana (Tusk se refirió al martes y al jueves) se someterá a análisis de representantes de los 27 antes de que los 'sherpas', como se conoce en el argot comunitario a los negociadores o asesores directos de los jefes de Estado y de Gobierno, den forma a la declaración que suscribirán en la capital comunitaria el día 25. A ese punto se llegará «si no hay nada extraordinario». Si no se producen sorpresas, vino a decir el polaco.

Y, en principio, será en formato 27, porque de lo que se trata es de que los países del bloque respalden la solución planteada al divorcio británico, aunque no se descarta que pudiera acudir a este encuentro May. La fecha del 25 se venía barajando en los últimos días y supone, en realidad, retrasar una semana la que el propio Tusk planteó tras la cumbre fallida informal celebrada en la localidad austriaca de Salzburgo; el famoso consejo 'extra' que había supeditado a «progresos decisivos» en la negociación.

El presidente del Consejo Europeo expresaba a «nuestros amigos británicos» su «tristeza» por su salida. «Haré todo lo posible para que la despedida sea lo menos dolorosa posible, para vosotros y para nosotros». Casi al mismo tiempo que Bruselas anunciaba la fecha de la cumbre, se confirmaba en Londres otra dimisión en el Gabinete de Theresa May. En este caso, la primera tras ratificarse el texto en el 10 de Downing Street. El ministro para Irlanda del Norte, Shailes Vara, entregaba a la 'premier' la carta y publicaba copia de la misma en una red social. Poco después, ha llegado el turno de la renuncia de Dominic Raab, ministro para el Brexit en el gabinete de May, y posteriormente la de Esther McVey, ministra de Trabajo y Pensiones, que reconoció en Twitter que al acuerdo alcanzado «no honra los resultados del referéndum».

Frontera con Irlanda

Por su parte, May aseguró este mismo jueves que la polémica cláusula de seguridad para evitar una frontera en la isla de Irlanda era inevitable y «hubiera formado parte de cualquier acuerdo», en una comparecencia en la Cámara de los Comunes. Frente a las críticas recibidas, la primera ministra británica dijo que el borrador de acuerdo del 'brexit' consensuado con Bruselas es «más ambicioso» que los pactos que tienen otros países. Mientras tanto, la 'premier' advierte que un hipotético voto del Parlamento Británico en contra del acuerdo alcanzado puede implicar que no haya salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Más información

 

Fotos