El Rey y Guterres reclaman más Europa ante los desafíos globales

António Guterres saluda tras recibir en Aquisgrán el premio Carlomagno, en presencia de Felipe VI./EFE
António Guterres saluda tras recibir en Aquisgrán el premio Carlomagno, en presencia de Felipe VI. / EFE

Felipe VI llama a atender las necesidades reales de los ciudadanos en el acto de entrega al secretario general de la ONU del premio Carlomagno

MARÍA MOLINOSBerlín

Felipe VI y el secretario general de la ONU, António Guterres, defendieron este jueves de forma encendida el proyecto europeo como herramienta de paz y valores y como elemento clave para gestionar la lucha contra el cambio climático y los flujos migratorios. Su canto a Europa tuvo lugar en la entrega al portugués en Aquisgrán (oeste de Alemania) del premio Carlomagno por su trabajo en favor de la UE.

El Rey, encargado del discurso de elogio a Guterres, instó a defender el «sueño europeo» y advirtió del peligro que suponen las fuerzas que quieren destruir el bloque. Sin citar expresamente el Brexit o los movimientos euroescépticos, Felipe VI llamó a mantener unido el proyecto comunitario, a reformarlo y a profundizar su integración para atender las necesidades reales de la ciudadanía, a la que reconoció algo distanciada de la idea de Europa. «Para afrontar los grandes retos de la Humanidad, como la situación de los refugiados y el cambio climático, Europa debe actuar unida», manifestó.

LA CLAVE

Distinción a un colectivo.
«A través de mí se rinde homenaje al trabajo y el sacrificio de mujeres y hombres de la ONU»

Guterres, destacó además Felipe VI, es un «gran europeo y un gran ciudadano del mundo», una persona de «horizontes amplios» que siempre se ha significado en favor del proyecto comunitario, tanto en el pasado -cuando ejerció de primer ministro luso- como en su actual cargo al frente de Naciones Unidas. Personifica el hecho de que la búsqueda de una integración cada vez más estrecha entre «los pueblos y los Estados de Europa» y el «bienestar de la Humanidad» están profundamente ligados.

«Bofetada para los valores»

El secretario general de la ONU, por su parte, argumentó que la UE es «más necesaria que nunca» por el auge del unilateralismo y los recortes en los derechos humanos que se sufren en todo el mundo. «Como secretario general de la ONU estaría ciego si no percibiera los retrocesos», afirmó, para advertir a continuación del aumento de «las desigualdades y el racismo». Todo esto es, a su juicio, «una bofetada para los valores» que representa el proyecto comunitario.

Europa, prosiguió, debe reivindicar el multilateralismo y «dar respuesta» a las amenazas actuales ante las migraciones, el calentamiento global y los retos de la digitalización. «A través de mí se está rindiendo homenaje al compromiso, el trabajo y el sacrificio de mujeres y hombres de la ONU», concluyó Guterres.