El temor al yihadismo se extiende por Europa

Varios policías acordonan el recinto exterior. /
Varios policías acordonan el recinto exterior.

Las autoridades germanas suspenden el partido amistoso entre Alemania y Holanda tras asegurar que se daba una "amenaza concreta"

COLPISAHANÓVER

El partido amistoso Alemania-Holanda que debía disputarse este martes en Hanóver fue suspendido este martes por «razones de seguridad», según anunciaron las autoridades germanas, unas dos horas antes del pitido inicial. «Había planes concretos para causar una explosión», anunció un portavoz de la Policía alemana. Según informaron varios medios alemanes, se encontró un camión bomba disfrazado de ambulancia en las cercanías del estadio de Hanóver. «Tuvimos serios indicios de que un ataque con bomba estaba previsto para esta noche en el estadio», explicó a la cadena pública ARD Volker Klume, responsable de la policía de Hanóver, aunque Boris Pistorius, ministro de la región de la Baja Sajonia, aseguró que no se había encontrado «ningún explosivo».

más información

El estadio de Hanóver, el IDH Arena, en que se iba a celebrar el partido a partir de las 20.45 horas, fue evacuado tras el anuncio. «El partido se cancela. Se pide a los espectadores dejar el estadio rápidamente, pero sin pánico», anunció un portavoz de la Policía alemana. Según varios medios alemanes, la policía encontró un objeto sospechoso en las inmediaciones del recinto. Tras desalojar el IDH Arena, los agentes de policía se dedicaron a explorar minuciosamente cada asiento y rincón del lugar. El alcalde de Hanóver, Stefan Schostok, aseguró al Servicio de Información Deportiva: «La seguridad es prioritaria. Confío en la policía y en que aquí ha tomado la decisión correcta. Cuando hay una situación de peligro, entonces deben darse estos pasos».

El equipo alemán tuvo que pasar la noche del viernes al sábado en los vestuarios del estadio. Joachim Löw, el seleccionador de la Mannschaft, presentó el amistoso contra Holanda como «un símbolo de la libertad, de la democracia y de la solidaridad con nuestros amigos franceses». El director de la Policía de Hannover, Volker Klume, aseguró en declaraciones a la televisión alemana ARD que hallaron «una nota sobre un posible ataque con bomba». «Recibimos una alerta después de que el primer objeto fue encontrado de que otro ataque había sido planeado. Nos lo tomamos en serio», añadió Klume. «Un dispositivo estaba preparado para ser detonado dentro del estadio», explicó.

La selección alemana todavía no había llegado al estadio cuando la policía desvió el autobús y, según dijo el portavoz de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Jens Grittner, llevó al equipo hacia «un lugar seguro». La cancelación fue producto de la precaución después de los ataques terroristas ocurridos en París cuatro días antes. La canciller alemana, Angela Merkel, había anunciado su presencia en el duelo amistoso junto a otros ministros -entre ellos el de Interior, Thomas de Maizière- por solidaridad con Francia. «Cancelar el partido fue una decisión pensada extremadamente y concebida depués de que varias informaciones indicaran una amenza concreta», explicó De Maizière en una rueda de prensa posterior. «En esta situación la seguridad de la gente es lo importante. Los indicativos de peligro para el partido de hoy crecieron durante el curso de la noche tanto que recomendamos urgentemente la cancelación del partido», insistió quien sugurió a las autoridades locales suspender el partido y puntualizó que las informaciones procedían de una «fuente extranjera» sin concretar más el alcance de la amenaza «por la seguridad nacional».

Artefacto en la estación de tren

Además, la Policía cerró una sección de la estación de tren de la ciudad al localizar un artefacto sospechoso. Por precaución, la autoridades recomendaron a los ciudadanos permanecer en sus casas y ordenaron la clausura del metro de la capital de la Baja Sajonia. «Nuestro mensaje es claro: No dejaremos que roben nuestra manera de vivir. No debemos dar a los terroristas la victoria que significaría la anulación del partido», había anunciado el lunes el ministro de Justicia Heiko Maas.

Por otra parte, El TUI Arena, otro recinto de la ciudad alemana también fue desalojado poco antes de iniciarse el concierto del grupo musical Söhne Mannheims, aunque la Policía confirmó que tendría lugar el evento.

Por último, Reinhard Rauball, presidente DFB, no descartó que se suspendan los partidos del próximo fin de semana de la Bundesliga: «Lo estamos considerando».

Contenido Patrocinado

Fotos