El gas nervioso que envenenó al exespía ruso Skripal fue colocado en la maleta de su hija

Expertos forenses trabajan en la investigación del envenenamiento del exespía ruso Sergei Skripal./Facundo Arrizabalaga (Efe)
Expertos forenses trabajan en la investigación del envenenamiento del exespía ruso Sergei Skripal. / Facundo Arrizabalaga (Efe)

Las autoridades británicas están supervisando la salud de más de 130 personas que podrían haberse expuesto a la toxina

EUROPA PRESSLondres

El gas nervioso que ha dejado heridos con pronóstico grave al exespía Sergei Skripal y su hija Yulia fue colocado en la maleta de ella antes de que partiera desde Moscú el 3 de marzo para reunirse con él en la localidad de Salisbury, según ha informado el diario británico 'The Telegraph'.

Fuentes de la Inteligencia británica han contado a este diario que están convencidas de que el agente nervioso Novichok fue escondido en el equipaje de Yulia Skripal, la hija de 33 años de edad del agente doble.

Los investigadores trabajan con la hipótesis de que la toxina fue impregnada en una prenda de ropa, en un cosmético o un regalo que los Skripal abrieron cuando estaban en la casa de Sergei en Salisbury, lo que conllevaría que el ataque se diseñó utilizando a la hija para poder envenenar al exespía ruso.

En una reunión pública celebrada el jueves por la noche, el subdirector de la Policía de Wiltshire, Paul Mills, reveló que 131 personas podrían haber llegado a estar en contacto con el mortal agente nervioso y que su salud está siendo supervisada a diario.

El alto mando policial contó que 46 personas han acudido a centros médicos porque estaban preocupados por su salud tras el incidente y que los cordones policiales en las zonas en las que estuvieron los Skripal podrían mantenerse durante meses.

Fuentes policiales han explicado a 'The Telegraph' que en la actualidad hay unos 24 cordones de seguridad en Salisbury relacionados con el ataque con agente nervioso contra Skripal. El último de los cordones se ha situado en las inmediaciones de la vivienda del detective Nick Bailey, que permanece herido grave en un hospital tras haber atendido a los Skripal cuando estaban en el banco en el que aparecieron inconscientes.

El 4 de marzo, el exespía Sergei Skripal y su hija Yulia aparecieron inconscientes en un banco cerca de un centro comercial en Salisbury tras haber estado expuestos a un agente nervioso identificado por las autoridades británicas como un gas de fabricación militar ruso.

El Gobierno británico ha responsabilizado a Rusia por el ataque y ha decidido expulsar a 23 diplomáticos rusos. Francia, Alemania y Estados Unidos se han sumado al Ejecutivo de Londres al culpar al Gobierno de Moscú y han reclamado que dé explicaciones ante la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

Moscú abre causas penales por el atentado contra Yulia Skripal y el asesinato de Glushkov

Moscú ha anunciado este viernes la apertura de sendas causas penales por intento de asesinato contra la ciudadana rusa Yulia Skripal, envenenada el 4 de marzo junto a su padre, el espía doble Serguéi Skripal, en la ciudad inglesa de Salisbury, y por el «asesinato» del empresario ruso Nikolái Glushkov.

«La investigación se llevará a cabo según las exigencias de la legislación rusa y las normas del derecho internacional y en ella participarán expertos altamente cualificados», informó la portavoz del Comité de Instrucción ruso, Svetlana Petrenko.

Dijo que «se ha abierto un caso criminal por el intento de asesinato de la ciudadana rusa Yulia Skripal, que fue cometido empleando un método peligroso para el público en la ciudad de Salisbury (Reino Unido)».

Y «se ha incoado otra causa criminal por el asesinato del ciudadano ruso Nikolai Glushkov en Londres», añadió.

Contenido Patrocinado

Fotos