La Casa Blanca pidió «quitar de la vista» de Trump el destructor 'USS McCain'

El destructor 'USS John McCain' el pasado noviembre en el muelle nipón de Yokosuka./AFP
El destructor 'USS John McCain' el pasado noviembre en el muelle nipón de Yokosuka. / AFP

El presidente de EE UU reconoce que no es «un gran fan» del fallecido senador pero niega haber dado la orden

MERCEDES GALLEGOCorresponsal. Nueva York

La antipatía de Donald Trump hacia el senador John McCain no es ningún secreto. Por expreso deseo del difunto, el presidente no acudió el año pasado a su funeral. En lugar de eso se retiró a la residencia vacacional de Camp David para ventilar su enfado en las montañas de Maryland, mientras todo Washington rendía honores al héroe de Vietnam, que le había robado la atención a título póstumo.

Hace dos semanas alguien «bienintencionado», matizó el presidente, pensó que en justa reciprocidad el destructor que lleva el apellido de los McCain no debería estar invitado a la visita que hizo el mandatario a la base naval de Yokosuka durante su gira por Japón. O tal vez ese alguien temió que su mera visión desatara la furia contenida, de la que evidentemente no se ha repuesto. Según 'The New York Times', los marineros de ese navío, a los que se les dio el día libre, fueron los únicos que no recibieron invitación alguna para presenciar el lunes el discurso de su comandante en jefe a bordo del 'USS Wasp', un barco anfibio de asalto. Los que en cualquier caso se presentaron en la entrada fueron rechazados al verles la insignia del 'McCain' en sus uniformes.

El secretario de Defensa en funciones, Patrick Shanahan, que a diferencia de su predecesor James Mattis ha cumplido diligentemente todos los deseos del presidente, asegura que no dio orden alguna en ese sentido. «Nunca deshonraría la memoria de un gran patriota americano como el senador John McCain», dijo. «Sería también deshonrar a los hombres y mujeres que visten el uniforme de ese barco».

Para Trump, la noticia que publicaban varios diarios era 'fake news' hasta que CNBC mostró el email del 15 de mayo al que primero se refirió 'The Wall Street Journal', con las instrucciones de la Casa Blanca. «El 'USS John McCain' tiene que desaparecer de la vista», decía el punto tres. «Confirme que se cumple el punto tres», insistía después.

«Alguien bienintencionado»

El Pentágono asegura que todos los buques estadounidenses de la VII Flota permanecieron en formación y niega que los toldos que cubrieron el nombre del 'USS McCain' tuvieran el propósito de ocultarlo. La barcaza que impidió verlo desde puerto se encontraba allí «para recoger desperdicios». Trump dijo este jueves que no sabía nada del asunto, pero no parece haberle molestado ni ha pedido que se investigue. Al contrario, sonaba complacido de que «alguien bienintencionado» hubiera pensado en no herir sus sentimientos con la visión de un senador del que «no era muy fan», insistió.

«Me enfadé mucho con él por matar la ley sanitaria (que habría acabado con 'Obamacare')», insistió. De camino, le acusó de haber arrastrado a Bush a la guerra de Irak. En el pasado le culpó de entregar al FBI el informe Steele que detallaba sus presuntos encuentros con prostitutas en un hotel de Moscú, en lugar de facilitárselo a él.

Para su hija Meghan McCain, Trump no deja descansar a su padre porque «sabe que nunca será tan grande como él», respondió este jueves. Al resto de la clase política lo que realmente le preocupa es el ambiente de temor que reina en la Casa Blanca, donde se intentan evitar los berrinches del presidente a cualquier precio.