El FBI recomienda no presentar cargos contra Hillary Clinton por los correos

Hillary Clinton. /
Hillary Clinton.

Determina que la aspirante demócrata a la Casa Blanca fue "extremadamente descuidada" al usar varios servidores privados pero argumenta que no tuvo intención de violar la ley y no observa "deslealtad" hacia EE UU u obstrucción a la Justicia

COLPISA / AGENCIASWASHINGTON

El director del FBI, James Comey, ha anunciado este martes que esa institución recomienda no presentar cargos contra la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, aunque ha señalado que fue "extremadamente descuidada" en el uso de sus correos electrónicos durante su gestión.

más información

"Aunque hay evidencias de potencial violación de los estatutos que rigen el uso de información clasificada, nuestra opinión es que ningún fiscal razonable presentaría cargos en este caso", ha dicho Comey, quien ha añadido que el FBI comunicará al Departamento de Justicia su "visión de que no hay cargos adecuados para este caso".

En una rueda de prensa en la que no ha admitido preguntas, Comey ha señalado que Clinton utilizó varios servidores privados para sus correos, que 110 de sus mensajes incluidos en 52 cadenas de mensajería contenían información clasificada y que es "posible" que "actores hostiles" hayan tenido acceso a ellos, si bien "no se han encontrado pruebas" de la intrusión de piratas informáticos.

Comey ha añadido que el equipo de investigadores realizó un examen de otros casos de mala manipulación de información secreta y clasificada para establecer criterios sobre cargos que pudieran ser presentados. "No podemos encontrar un caso que pueda dar soporte a la presentación de cargos criminales en estos hechos", ha apuntado.

De acuerdo con Comey, los casos analizados previamente incluyen mala manipulación intencional de información reservada, "deslealtad" hacia Estados Unidos u obstrucción a la Justicia. "No vemos esas cosas en este caso", ha afirmado. Por eso, ha señalado Comey, el FBI dejará la decisión final en manos del Departamento de Justicia, con la salvedad de que no habría "cargos adecuados" para ser presentados contra la ex secretaria de Estado.

Independencia de la investigación

Los investigadores, ha añadido el funcionario, no hallaron "clara evidencia" de que Clinton o sus asesores hayan pretendido violar las leyes, aunque "hay evidencia de que fueron extremadamente descuidados en su manejo de información muy sensible, altamente clasificada". Comey ha admitido que hay un "intenso debate público" sobre esta investigación, y ha garantizado que ha sido conducida de forma "competente, honesta e independiente".

Con esta comparecencia pública, Comey cierra la investigación que desde hace meses llevaban a cabo el FBI y fiscales del Departamento de Justicia para averiguar si la antigua senadora puso en peligro la seguridad nacional o manejó de manera incorrecta información clasificada en su cuenta privada de correo electrónico. La decisión del FBI tendrá un carácter definitivo, según indicó la semana pasada la fiscal general de EE UU, Loretta Lynch.

Después de protagonizar un criticado encuentro con el expresidente Bill Clinton, esposo de la exsecretaria de Estado, la fiscal general aseguró que se dedicará únicamente a revisar el informe final y no usará sus poderes para anular la investigación o influir en la posibilidad de procesar a la política demócrata. La secretaria de Justicia insistió en que esa decisión se tomó hace meses para despejar cualquier duda sobre un posible conflicto de intereses, pues Lynch fue nombrada por el presidente de EE UU, Barack Obama, y anteriormente fue designada por Bill Clinton para la Fiscalía del distrito Este de Nueva York.

Trump dice que el sistema está amañado

El anuncio del FBI llega a pocas semanas de la convención demócrata que se celebrará entre el 25 y el 28 de julio en Filadelfia, en el estado de Pensilvania, donde se designará oficialmente al candidato del partido para las elecciones presidenciales de noviembre.

El previsible archivo de las investigaciones elimina también gran parte de las dudas que aún seguían ensombreciendo la campaña política de Hillary Clinton, que aspira a ser la primera mujer presidenta de Estados Unidos tras las elecciones del 8 de noviembre. Sin embargo, su potencial rival, el magnate neoyorquino Donald Trump, no parece renunciar al escándalo y, tras la comparecencia de Comey, ha lamentado el "amaño" del sistema. "Ha dicho que la estropeada Hillary comprometió nuestra seguridad nacional y no hay cargos. ¡Wow!", ha escrito en Twitter.

Contenido Patrocinado

Fotos