La pobreza siembra la duda sobre Macri

Un grupo de personas come en el comedor social María Mazzarello el pasado martes en Buenos Aires./EFE
Un grupo de personas come en el comedor social María Mazzarello el pasado martes en Buenos Aires. / EFE

Argentina rechaza la reelección del actual presidente y sus socios políticos amenazan con abandonar la coalición si insiste en presentarse

MARCELA VALENTECorresponsal. Buenos Aires

Los malos resultados económicos del Gobierno de Mauricio Macri, que ya impactan en un brusco aumento de la pobreza en Argentina, ponen en duda sus posibilidades de reelección. Las encuestas aconsejan que no lo intente y sus socios políticos amenazan con abandonar la coalición gobernante y jugar con otro candidato si insiste en presentarse.

Según el calendario electoral la cita con las urnas tendrá lugar el 27 de octubre, pero el 11 de agosto se realizan las primarias y el 22 de junio deben estar inscriptas las candidaturas. Faltan menos de tres meses. Macri ha manifestado su voluntad de postularse, pero en su entorno buscan alternativas para el caso de que siga el declive. El área legal de la presidencia analizó inclusive el escenario de adelantamiento de los comicios.

Y es que la actividad económica viene de caer 2,5% en 2018 y este año la recesión persiste y muestra su peor cara. A pesar del fuerte descenso del consumo y de la decisión del Banco Central de dejar de emitir moneda, el Gobierno no logra frenar la inflación, que alcanza ya el 50% anual. Las tasas de interés elevadas para frenar la devaluación rondan el 70%. Como consecuencia de este deterioro, aumentan los despidos y cierres. El desempleo creció y la pobreza saltó del 26% en diciembre de 2017 al 32% a fines de 2018. La última vez que subió seis puntos entre dos mediciones había sido durante el colapso de 2001-2002. Y aún no está medido el deterioro de este año.

«Excusas»

En la campaña de 2015 Macri pidió ser juzgado por los niveles de pobreza que dejara tras su paso por el Ejecutivo. «Si no baja habré fracasado, más allá de lo que hayamos obtenido. Todo lo demás serían excusas», repitió en una de las entrevistas que le hicieron al inicio de su gestión. El fracaso -no admitido- se refleja en estos momentos en las encuestas.

Según la consultora de Ricardo Rouvier solo el 21,9% de los argentinos tiene una imagen buena o muy buena de Macri. En cuanto a su gestión, el 62% la considera negativa y solo el 21% dice tener expectativas de que las cosas mejoren. La prospección se hizo este mes, antes de una semana en la que la moneda se devaluó de nuevo. En marzo el dólar subió casi un 11%.

La consulta sobre intención de voto lo coloca segundo, con el 24,6%. La primera es la expresidenta Cristina Fernández, su rival, que aún no confirmó si se postulará aunque tiene el 32,9% de apoyos. En una eventual segunda vuelta, Cristina obtendría 40,9% y Macri 37,5%, según Rouvier, con 20% de indecisos.

Esperanza peronista

El estudio muestra que además de Cristina Fernández hay otros dos candidatos peronistas con buen caudal. Sergio Massa (11,2%) y Roberto Lavagna (10,5%). Si hubiera unas primarias en las que compitieran todos y en la que los votantes se alinearan detrás del ganador, el peronismo tendría muchas opciones de volver al Gobierno.

Pero esa alternativa hoy es incierta. Hay distancia política entre la expresidenta y los otros dos postulantes -pese a que ambos fueron ministros en su Gobierno y el de su antecesor y esposo, Néstor Kirchner-. Ella no confirma si se presentará y sus competidores no parecen dispuestos a ir a una lucha interna que saben que ella ganaría. Esa es la principal ventaja del oficialismo. Sin embargo, en Cambiemos, la coalición que llevó a Macri al Gobierno, también hay tumulto.

El radicalismo, clave en la campaña de Macri 2015, evalúa abandonar el barco. «No es el mejor candidato para Cambiemos», advirtió el vicepresidente de la formación, Federico Storani. Y añadió: «No descarto el estallido de la alianza antes de fin de año». Los radicales estudian si se van, si presentan candidato propio o si apoyan a Lavagna, candidato de la oposición.