La economía zancadillea a Macri en Argentina

Miles de personas marchan en protesta contra el Gobierno del presidente de Argentina, Mauricio Macri./EFE
Miles de personas marchan en protesta contra el Gobierno del presidente de Argentina, Mauricio Macri. / EFE

La hiperinflación, el paro, la crisis cambiaria y la destrucción de empresas golpean las aspiraciones del presidente argentino a la reelección

MARCELA VALENTECorresponsal. Buenos Aires

Acorralado por una depresión económica fulminante en algunos sectores, el Gobierno de Mauricio Macri en Argentina transita su último año de gestión en la búsqueda urgente de algún indicador que justifique su plan para la reelección. No obstante, lejos de proyectar una mejoría de aquí a los comicios de octubre, los pronósticos auguran riesgos de una nueva crisis cambiaria que sólo contribuiría a agravar el estado de cosas.

Tras la devaluación de 2018, la actividad económica del año cayó un 2,6%, según datos oficiales. En noviembre y diciembre el indicador se hundió un 7 y 7,5%, respectivamente. En promedio, un 56% de las instalaciones industriales están paradas y en algunas actividades como la textil apenas se opera al 32% de la capacidad.

En este contexto uno de los pocos sectores que crece es el que se especializa en el desguace de fábricas. Es decir, desmantelar plantas y reducir la maquinaria a chatarra. Allí se quintuplicó la demanda. En algunos casos se destruyen máquinas que tienen dos años de uso. Las compañías las rematan o las entregan para su reducción. Los aumentos de tarifas, la caída del consumo y las tasas de interés que impiden el acceso al crédito son la causa de este nuevo y creciente fenómeno.

LAS CIFRAS

160%
es la subida que acumula la inflación en Argentina desde queMacri tomó posesión en diciembre de 2015.
28%
son los apoyos que recaba en los sondeos el mandatario, frente a un 64% que reprueba su gestión.

En el caso de la industria de la automoción, las instalaciones funcionan al 25,6% de su capacidad, según la última medición oficial. Las existencias acumuladas obligan a suspender personal, despedirlo, o cerrar plantas. Ocurre en Peugeot, Fiat, General Motors o Renault. En febrero, la venta de coches se desplomó un 42,8% respecto al mismo mes de 2018. Los vehículos Chevrolet tuvieron una caída aún mayor, del 54,5%.

La contracción en la industria y el incremento en el número de comercios y fábricas en concurso preventivo o quiebra muestra un panorama similar al de 2002, tras el colapso que sacudió a Argentina en 2001. Hoy, como entonces, la deuda externa representa casi el 100% del PIB, porcentaje similar al de aquel trauma. Sólo el millonario rescate del Fondo Monterio Internacional (FMI) al plan de Macri permite disimular la amenaza de un cese de pagos.

La combinación de depreciación de la moneda con una inflación que se acelera y una caída del poder adquisitivo de salarios y pensiones -que fue del 12 y 15% respectivamente el año pasado- sumergió la popularidad de Macri. Los incrementos de combustibles y tarifas de servicios públicos, muy por encima de la inflación promedio, resultaron letales. El consumo cayó un 3% en los supermercados durante 2018, con una contracción mucho mayor en diciembre (8,7%) y un impacto de dos dígitos en el sector de los electrodomésticos.

Precios disparados

Según estadísticas oficiales, desde que Macri asumió la presidencia en diciembre de 2015 la inflación acumula un 160% de subida. Pero en tarifas fue muy superior. Sólo el gas se incrementó un 2.400% desde entonces. En porcentajes similares subió la electricidad, el agua y apenas un porcentaje menor el transporte y el combustible.

Durante el pasado ejercicio, el indicador anual de precios alcanzó el 47,6%, con un aumento mayor en el caso de los alimentos. El combustible, en ese mismo año, experimentó un alza del 60%. Las empresas de transporte público señalan que cayó un 10% el número de pasajeros. Algunos analistas hablan de «hiperinflación» ya que se trata de aumentos descontrolados. Este año que Macri había prometido bajar la inflación, en enero, el índice subió un 2,9 y para febrero se espera un número cercano a 4, de acuerdo a estimaciones del Banco Central, pese a que redujo la emisión monetaria.

Sin perspectivas de cambiar la tendencia en el corto plazo, el desempleo llegó al 9% y la pobreza subió del 26% en 2015 al 33,6% en 2018. Desde el Ministerio de Desarrollo Social admiten que la subida será mayor este año.

Frente a estos datos, la imagen de Macri se despeña. El 64% de los ciudadanos lo desaprueba, según el sondeo de Poliarquía. Y apenas un 28% mantiene una imagen positiva del presidente argentino. La encuesta de Rouvier, por su parte, señala que el 70% del electorado no cree que el actual mandatario pueda resolver el problema mayor que según ellos es la inflación.

El contexto permite, en cambio, un crecimiento de la imagen de su antecesora, Cristina Fernández, que no ha definido aún si se presentará a los comicios pero encabeza ya las preferencias del electorado.

Condolencias almandatario por lamuerte de su padre

Las principales figuras de la política argentina ofrecieron sus condolencias a la familia Macri por el fallecimiento la noche del sábado del padre del presidente a los 88 años. Franco Macri, que construyó una de las grandes fortunas del país a partir de la construcción y la obra pública, arrastraba graves problemas de salud.