Marruecos restablece el servicio militar obligatorio para los menores de 25 años

Marruecos restablece el servicio militar obligatorio para los menores de 25 años

Según el gobierno del país, el objetivo es «promover el patriotismo entre los jóvenes, en el marco de la correlación entre los derechos y responsabilidades de los ciudadanos»

REUTERS/ EPRabat

El Consejo de Ministros de Marruecos ha aprobado este lunes un proyecto de ley que reinstaura el servicio militar obligatorio para los jóvenes menores de 25 años tras su supresión en 2006, según ha informado el gabinete real en un comunicado.

«Hombres y mujeres de entre 19 y 25 años están obligados a hacer el servicio militar durante doce meses», ha aclarado la declaración, leída por el portavoz del Palacio Real, Abdelhak Lamrini.

El proyecto de ley, que entrará en vigor una vez sea publicado en el boletín oficial, fijará exenciones y derechos y responsabilidades para quienes participen en el servicio militar, según ha aclarado el Ejecutivo.

«El servicio militar busca promover el patriotismo entre los jóvenes, en el marco de la correlación entre los derechos y responsabilidades de los ciudadanos», ha añadido.

Marruecos ha venido registrando protestas encabezadas por jóvenes en las zonas más económicamente desfavorecidas del país, como la región norteña del Rif y la localidad de Jerrada (este), en los últimos meses.

Algunos detractores consideran que el restablecimiento del servicio militar busca alentar la lealtad al Estado entre los jóvenes que se enfrentan a problemas económicos y sociales.

El Consejo de Ministros está presidido por el rey Mohamed VI, quien es también el comandante supremo y el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas del reino.

Precisamente, tras esta reunión, el soberano ha pronunciado un discurso televisado que ha estado centrado en la juventud y en el que ha instado al Gobierno ha hacer más para reducir el desempleo juvenil y mejorar el sistema educativo y de formación profesional en el país.

«Me da mucha pena constatar que el porcentaje de desempleo entre los jóvenes sigue siendo alto», ha señalado Mohamed VI, según el texto de su discurso publicado por la agencia oficial MAP, considerando que «no es razonable que de cada cuatro jóvenes, uno esté en el paro» siendo el problema especialmente acuciante en las ciudades. «No podemos admitir que nuestro sistema educativo siga generando grupos de desempleados, sobre todo en algunos departamentos universitarios, cuyos titulados encuentran enormes dificultades para integrarse en el mercado laboral», ha subrayado.

Según Mohamed VI, esto supone un «desperdicio de recursos públicos y energías de la juventud, lo que obstaculiza los procesos de desarrollo e influye sobre las condiciones de vida de numerosos marroquíes». Asimismo, ha denunciado la fuga de cerebros que también sufre el país, con muchos jóvenes que optan por irse al extranjero y «no vuelvan a trabajar en su país al terminar sus estudios».

Así las cosas, ante el problema de la «adecuación entre formación y empleo» ha instado tanto al Gobierno como a los «distintos actores a tomar una serie de medidas, en los plazos más breves posibles» con el fin de paliar esta situación.

Contenido Patrocinado

Fotos