Piqué se pasa a la bicicleta eléctrica

Piqué se pasa a la bicicleta eléctrica

Tras ser denunciado por conducir su automóvil sin puntos en su carné, se presentó al entrenamiento al manillar de un modelo que alcanza los 70 km/h

P. MUÑOZ

El futbolista del FC Barcelona Gerard Piqué, a quien un juzgado de la capital catalana ha abierto diligencias por un delito contra la seguridad vial después de que la pasada semana fuera sorprendido por la Guardia Urbana al volante de su automóvil pese a que se le habían retirado todos los puntos de su carné de conducir, acaba de protagonizar una nueva polémica: el martes se presentó al entrenamiento manejando una bicicleta eléctrica «sin casco, a gran velocidad y de forma temeraria», según describe una ciudadana que colgó el vídeo en su Twitter.

La polémica estaba servida, y ayer las redes sociales hervían de comentarios sobre si el jugador puede pilotar este vehículo, que alcanza una velocidad de 70 km/h. La bicicleta Greyp G12S, el modelo en que se desplazaba Piqué, cuenta con un motor BLDC de 12 kW y una autonomía de 130 km, por lo que la DGT la considera un ciclomotor y exige a sus conductores que tengan el permiso de conducir A2, que autoriza para llevar motocicletas con una potencia máxima de 35 Kw. Por otra parte, según la normativa europea, el modelo que usa el defensa azulgrana exige circular con seguro, llevar claxon y espejo retrovisor, del que carece. En cuanto a que Piqué circulara sin llevar puesto el casco, al parecer no incumplía ninguna normativa, ya que en ciudad solo es obligatorio para los menores de 16 años.

Fuentes próximas al jugador disculparon días atrás que condujera su coche irregularmente apuntando que no había sido advertido por la Dirección General de Tráfico de que se había quedado sin puntos en el carné, como es preceptivo. Sin embargo, el propio director de Tráfico, Pere Navarro, negó este extremo el martes al asegurar que el central sí recibió la notificación «personal» en la que le comunicaban la pérdida de todos sus puntos. «Sin entrar en detalle, diré que en el expediente consta la notificación personal a Piqué de la pérdida de puntos».

Reincidente

No es el primer patinazo legal de Piqué por asuntos de tráfico. El jugador ya saltó a primera plana por motivos extradeportivos hace cuatro años, cuando se encaró con unos policías municipales que habían multado a su hermano Marc por aparcar irregularmente a las puertas de una discoteca de la Ciudad Condal. «Sois una vergüenza, me da asco vuestro trabajo. Esta denuncia va a quedar en nada porque llamo a tu capo y me la quita», les espetó el jugador, que llegó a hacer una pelota con la multa y a lanzarla a los pies de los agentes. Aquel calentón le costó 10.500 euros de sanción.

Contenido Patrocinado

Fotos