Cultura
PATRIMONIO
Urbanismo inicia el tapado 'Ad Legionem' para poder enlazar Puente Castro con La Lastra
Una manta geotextil protege la construcción romana para devolverla bajo tierra, como estuvo intacta siglos / Urbanismo estudia impulsar un centro de interpretación
Luis V. Huerga / @luisvhuerga
17/05/2013 (09:00 horas)
Vote 
Resultado 3.3 puntos3.3 puntos3.3 puntos3.3 puntos3.3 puntos (60 votos)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
No hay posibilidad económica de rescatar los restos romanos del yacimiento ‘Ad Legionem’ para que sean musealizados. Además, para el Ayuntamiento de León es “irrenunciable” proseguir con el proyecto de comunicación del barrio de Puente Castro con La Lastra, unas obras paralizadas precisamente por el hallazgo de los restos. Por eso, esta misma semana se han iniciado los trabajos para llevar a cabo el polémico tapado de los vestigios romanos. Un área de 4.000 metros cuadrados que será devuelva bajo tierra, donde permaneció durante siglos, y mediante lo que se favoreció su conservación hasta su hallazgo, en los años 70, y su posterior excavación, en 2010.

Desde entonces, ‘Ad Legionem’ ha permanecido a la intemperie, pareciendo los rigores de la climatológica leonesa, la agresividad de la crecida de la vegetación y los robos, cuantiosos en los últimos meses. “Estos restos han llegado a nuestros días porque han estado protegidos bajo tierra”, ha argumentado la concejala de Urbanismo y Medio Ambiente en el Ayuntamiento de León, Belén Martín-Granizo, que ha destacado que, de forma previa, se ha llevado a cabo una “intensísima labor” de documentación y catalogación de estos restos.

Después de todo ello, y para favorecer que se mantengan en las mismas circunstancias de conservación, el Ayuntamiento, avalado por los arqueólogos municipales, ha tomado la determinación de tapar los restos romanos. Sobre ellos, la empresa Decolesa, adjudicataria de las obras con un presupuesto de 50.000 euros y un mes de plazo, se ha colocado una manta geotextil, sujeta con piedras, para proteger los elementos estructurales del yacimiento, que se adapta a la “volumetría” de la construcción romana. Posteriormente se ha rellenado con un lecho de arena fina para que “haga la forma” de los elementos del yacimiento, antes de colocar la “capa de determinación”.

 Una máquina excavadora y varios operarios, en el momento de cubrir los restos.

 Varios operarios cubriendo con una malla los restos.

 Arena fina primero, y más 'gruesa' a continuación, para cubrir los restos.

Hormigón reciclado de la Azucarera

Ese es el elemento “pionero” que se ha utilizado en estas labores de tapado. Hormigón reciclado y “disgregado”, mezclado con cemento y tierra. Un material procedente de la demolición del interior de los edificios de la Azucarera de León, que ahora da paso al Palacio de Congresos. Todo ello para que “el resultado sea definitivo y la protección absoluta”. Sobre este método se realizará un “seguimiento fotográfico” para comprobar su evolución, aunque se trata de un método “contrastado”.

Eso sí, también ha sido el elemento que ha creado opiniones críticas al proyecto. “Lo estamos haciendo de la manera más conservacionista posible. Otra cosa es lo que se quiere decir o manipular y el oportunismo de abanderar ahora la protección. Nosotros sí estamos protegiendo el yacimiento y estamos actuando después de tantos años de abandono. De manera importante y urgente tiene que estar como otros, tapado y no expuesto”, ha señalado Belén Martín Granizo, que considera el proyecto “acertado” por lo que no va a “admitir recomendaciones o salidas de contexto de gente que ha estado en el anterior equipo de gobierno y que había abandonado este yacimiento”.

 Momento en el que son cubiertos parte de los restos de 'Ad Legionem'.

 Un operario, pala en mano, cubriendo los restos.

 Varios operarios trasladan una malla de tela sobre la que se cubren los restos.

Un 3% de 20 campos de fútbol de historia

La musealización, por tanto, queda descartada. No obstante, ha indicado que se podría llegar a impulsar un “pequeño centro de interpretación”, pero nunca un “yacimiento abierto ni visualizable”, porque supondría una inversión económica de la que el Ayuntamiento no dispone, por lo que esa iniciativa “no se sustentaría”. Eso sí, la concejala de Urbanismo es consciente de que los restos ‘Ad Legionem’ hasta ahora hallados son sólo el 3% de una superficie similar a 20 campos de fútbol donde “hay posibilidad de hallar más restos”.

“Con dinero, contrataríamos un estudio de georadar para hacer una prospección, porque es un trabajo interesantísimo. Pero no podemos. Nuestra obligación es el tapado y dar resolución a la conexión con la lastra para poner fin al abandono del barrio de Puente Castro”.

 Arena fina en la primera cubierta de los restos.

 Varios operarios trabajando, este jueves, en el recubrimiento de los restos.

Fin al "abandono" de Puente Castro

De hecho este tapado precede al proyecto de urbanización de la zona y de construcción de una comunicación por carretera de los dos barrios, la obra original que desveló la problemática actual con este yacimiento. Después de meses de negociación con la Comisión de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, el tapado fue avalado por las autoridades para permitir continuar con esa otra iniciativa urbanística.

El Ayuntamiento de León tiene en fase de licitación la construcción de una rotonda desnivelada a los pies del yacimiento, con un presupuesto de unos 350.000 euros. Por una dotación económica similar, todavía sin partida presupuestaria, se pretende rematar la urbanización de la zona con la construcción de un vial superpuesto al yacimiento para que, por fin, La Lastra y Puente Castro queden unidos y se dé solución a un problema que Urbanismo considera irrenunciable.

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 3.3 puntos3.3 puntos3.3 puntos3.3 puntos3.3 puntos (60 votos)