Cartas al director
CARTAS AL DIRECTOR
Sierra-Pambley, Patronato y Guerra Civil (I): Alzamiento, acusaciones y evolución del patronato Sierra-Pambley hasta la guerra civil
José Luis González
24/11/2009 (14:30 horas)
Vote 
Resultado 3 puntos3 puntos3 puntos3 puntos3 puntos (2 votos)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Las escuelas Sierra-Pambley que se habían erigido en voz leonesa de las ideas progresistas y modernas de la Institución Libre de Enseñanza en el ámbito económico, social y pedagógico desde 1886, se vieron brutalmente afectadas por el nuevo orden establecido a partir de 1936 con la sublevación armada del movimiento nacional. En agosto de 1936, ya León en manos de los insurrectos, la Comisión Gestora de la Diputación inicia expediente contra la Fundación Sierra-Pambley (FSP) por mandato del Gobernador Civil y la Junta de Defensa de Burgos, en él se puede leer acusaciones que convergen en no responder el patronato de aquellos momentos a los fines del fundador.

El procedimiento establecido en los estatutos fundacionales para el nombramiento de los patronos se detalla en las cláusulas sexta, séptima, octava y novena: se nombrará por el patronato vigente en cada momento un suplente que sustituirá a la baja que se produzca por fallecimiento o incapacidad, así desde vida de Paco Sierra y reconociendo el fundador total legitimidad para manejar la fundación a lo patronos, incluso después de su fallecimiento, siempre que se dedique a la enseñanza y en la provincia de León, no pudiendo el Estado intervenir, pasando los bienes, como último caso, a manos de herederos por razón de parentesco. A partir de 1907, cuando se amplia la Fundación con las escuelas de León, Hospital, Moreruela y Villameca, se añade que ninguna otra corporación  podrá incautarse de ella (regla VI). Al primer patronato formado por Sierra, Gumersindo de Azcárate y Cossío se sumó Germán Flórez a finales del siglo XIX, leonés también y profesor de ILE. En 1915 fallece Paco Sierra y le sustituye Giner, que fallece al año siguiente sustituyéndolo Ricardo Rubio, hasta ese momento suplente, maestro de ILE y pionero de la organización escolar en España, entrando como suplente Pablo de Azcárate, sobrino de Gumersindo y de Germán Flórez, alumno de la ILE y Secretario General Adjunto de la Sociedad de Naciones en 1932 y embajador de España en Londres en la guerra civil. Pablo se convierte en patrono efectivo en 1917 a la muerte de Germán Flórez hasta la destitución del Patronato en 1936. José Manuel Pedregal , alumno de ILE a finales del siglo XIX , después presidente, y ministro de Hacienda en 1922, entra como suplente en el patronato a la muerte de Germán Flórez, convirtiéndose en efectivo a la muerte de Gumersindo de Azcárate en 1917, nombrándose suplente a Juan Uña Sarthou, alumno de secundaria en la ILE y funcionario de la Secretaría del Senado; Juan Uña es nombrado patrono efectivo en 1920 a la renuncia de Juan Florez Posada, que era heredero de Paco Sierra. En ese momento se nombra suplente a Leopoldo Palacios que será efectivo en 1935 a la muerte de Ricardo Rubio. José Ontañón y Valiente fue nombrado patrono a la muerte de Cossío en 1935, que había sido presidente de la Fundación desde la muerte de G. De Azcárate. Todos ellos institucionistas, y especialmente Cossío, fundador con Paco Sierra e hilo continuador hasta el momento de su muerte. A la vista de esto no parece que haya tanta diferencia de ideales ni de actitudes de los patronos en vida de Sierra con los de los últimos años.

En otro escrito del expediente de incautación a la FSP reconocen el verdadero meollo de la cuestión, que no es otro que la relación con  la ILE de todos los patronos de Sierra-Pambley, esa conexión era lo que no soportaban los ilegales del 36, que alguien viniera luchando por eliminar la omnipotencia de la España tradicional, introduciendo  la Ciencia de la Educación, y que ya había conseguido socavar en parte ese poder desde los últimos años del siglo XIX con realizaciones importantes tanto en la metodología didáctica como en equipamientos escolares, organización escolar y formación del profesorado, sobretodo en los años de gobierno progresista, con una consolidación importante en los años de la República. De hecho, la orden de 9 de agosto de 1978, que devuelve el gobierno de la FSP a los miembros del patronato de la Fundación Giner de los Ríos, reconoce la voluntad del fundador de que los miembros del patronato estuvieran vinculados a la ILE, utilizando como prueba las mismas acusaciones que fundamentaron la Orden de noviembre de 1938 que crea el patronato para la época franquista; reconociendo la Orden de 20 de junio de 1977 que los fines de la ILE son legítimos.

BIBLIOGRAFÍA:

JAVIER RODRÍGUEZ GONZÁLEZ, (2003).  León bajo la dictadura franquista 1936-1951. Universidad de León.

WENCESLAO ÁLVAREZ OBLANCA, (1986). La represión de posguerra en León. Depuración de la Enseñanza, 1936-1943. Santiago García Editor.

ISABEL CANTÓN, (1995) La Fundación Sierra-Pambley. Una Institución educativa leonesa. Universidad de León.

VARIOS, (1986). León y la  ILE.  Breviarios de la Calle del Pez. Diputación de León.

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 3 puntos3 puntos3 puntos3 puntos3 puntos (2 votos)