Cultura
CULTURA
Romances con la esencia de un género que recorre la Historia de España
Warner lanza ‘Cancionero de romances’, que incluye los 50 primeros temas del autor zamorano y un DVD con sus grabaciones en TVE en los años 70
Ical
23/05/2012 (13:19 horas)
Vote 
Resultado 1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos (2 votos)
  Preparar para imprimir  Enviar por correo
El etnógrafo Joaquín Díaz presentó este miércoles en Valladolid la reedición en CD+DVD de un compendio de romances que vio la luz por primera vez en 1978, en formato vinilo, y en el que “se aprecia la esencia de un género a través del cual se podría comprender la Historia de España, con sus defectos, virtudes y pasajes que se mezclan con leyendas y mitos”.

Warner Music Spain (anteriormente Movieplay, con quien siempre trabajó el autor) es la encargada de lanzar ‘Cancionero de romances’, que incluye en 3 CDs los 50 primeros temas del escritor zamorano y un DVD con sus grabaciones en TVE en los años 70 en los programas del sábado noche, junto a artistas del momento, como Manolo Escobar o Karina, y en espacios en los que podía explicar detalladamente en lo que consistía su trabajo para recuperar la música tradicional, “de forma aséptica, para transmitir la esencia y no las cosas adheridas alrededor”. En ellos, el público “escuchaba atentamente como si estuviera en una clase universitaria”.

Díaz, quien mostró su satisfacción por que el sello musical haya puesto tanto énfasis en esta reedición, recordó que todos los temas tienen la única herramienta de la voz y la guitarra, si bien en algunos casos se dio el gusto de innovar con algún otro instrumento en sus primeros años. Se extendió durante ocho o diez años para componer y seleccionar este medio centenar de temas ahora recopilados, pero recuerda que en total elaboró 300 romances, de las más de 700 canciones que llevan su firma.

Reconoce, aludiendo precisamente a sus inicios, cuando contaba entre 20 y 30 años, que para aprender y componer se nutrió con los temas de Ramón Menéndez Pidal (1869-1968) y Julio Caro Baroja (1914-1995), entre otros, que fueron los primeros en cantar y recuperar romances, como los de carácter medieval. Pero Joaquín Díaz dio un paso más allá y estudio temas “clónicos” que imitaban al propio romancero pero en otro formato. “A mucha gente le gustó, porque lo entendieron como romance, a lo mejor por que no lo distinguían y es significativo que funcionara”, sostuvo.

Una de las bases del triunfo en aquellos primeros años fue, argumenta Díaz, gracias al éxito que el romance tenía en una sociedad que acababa de estrenar una democracia. Principalmente era el público universitario el más interesado, que era el que llenaba las salas para escuchar los recitales del etnógrafo. Ello no quiere decir, subrayó, que hoy en día no haya demanda de romance. De hecho, la reedición de esta obra es fruto precisamente de un aumento de ventas en las tiendas digitales apreciado por Warner, lo que permite a Joaquín Díaz estar de nuevo en primera fila, cuando él mismo admite que muchos de sus discos solo se podían encontrar en los establecimientos de discografía antigua. En tono irónico, añade que también se pueden ver sus actuaciones en TVE en Youtube.

Hispanófilos

El romancero no se ha olvidado en la cultura española gracias, entre otros, a Díaz. Él achaca parte del recuerdo de este género a los “hispanófilos”, que vivían fuera del país en aquella época y lo buscaban porque, seguramente, les gustaba escuchar “historias sobre la sociedad y habitantes españoles, que es lo que cuentan los romances, problemas sobre familias, humanos…” Realizó giras por Estados Unidos y Europa y durante 18 años trabajó en la cadena de televisión japonesa HDK, recitando temas para que los nipones aprendieran español. En casa, en TVE, tuvo problemas con la censura, aunque nada que no tuviera solución.

Con nostalgia señala que en los años 60 y 70 todo el mundo escuchaba romances, en todas las autonomías españolas. “Hoy solo la gente mayor se acuerda. Mucha gente de los que me siguieron en la primera época han continuado con un proceso natural y ahora sus hijos y nietos de ellos también se interesan”, explica.

Todo el mundo conocía, por ejemplo, el tema ‘Los Comuneros’, de Luis López Álvarez, escrito en octosílabo, “la forma más natural de este género”. A pesar de ello, cree que con el paso de los años el romance nacional “ha sobrevivido” porque “cuenta historias cercanas y es una temática plenamente humana”.

Díaz desveló que aún compone, pero sus otros quehaceres le hacen difícil encontrar un hueco, si bien no ha perdido las ganas y dedicación, como él mismo reconoce. Si este lanzamiento sale bien, “a lo mejor la compañía publica el resto de carpetas, que ya están en las tiendas virtuales a través de internet”. En todo caso, no quiere pasar de largo una alusión al músico Luis Delgado, con quien ha grabado sus últimos discos, “de forma relajada, en una habitación de su casa, sin que nadie moleste, oprima o presione”.

  Preparar para imprimir  Enviar por correo
Vote 
Resultado 1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos (2 votos)